México tendría un impacto negativo de hasta 2% en el Producto Interior Bruto si la economía de Estados Unidos se frena por el problema de la deuda interna que enfrenta, lo cual sería un fuerte golpe para nuestro país, advirtieron empresarios.

Aunque el sector empresarial confía en que EU pagará su deuda, el riesgo latente es que desaceleren su crecimiento para detener la deuda y, con ello, las exportaciones se frenen, lo cual afectará a nuestra economía, alertó Salomón Presburger, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales.

Mario Sánchez Ruiz, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, adelantó que la próxima semana se reunirán con Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, con el fin de que les explique cuál es el panorama al que se enfrenta México ante el problema de la deuda de Estados Unidos y los desequilibrios financieros en Europa. La principal protesta al titular de la política monetaria será la de los industriales del país, que se quejan por la apreciación del peso.

Sin embargo, Claudio X. González, del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, dijo que no nos ha pegado el tipo de cambio, porque no sólo el peso se ha fortalecido, sino también otras monedas como las de Brasil, Corea y Chile.