Con una participación de 30% en el mercado de Internet de las Cosas (IoT, por su sigla en inglés), Telefónica Movistar le apuesta a este segmento, que se estima que para finales del 2018 podría rondar los 1,600 millones de dólares.

De acuerdo con una proyección de Machina Research hacia el 2020, este mercado alcanzará un valor de 2,296 millones de dólares.

En México, el IoT está enfocado a soluciones corporativas o servicios para ciudades u objetos inteligentes. Por ejemplo, Telefónica da conectividad a autos o tiene soluciones para el ahorro de combustible para flotillas; algunos fabricantes como LG han sacado al mercado refrigeradores con algunas opciones inteligentes que miden la temperatura y emiten algunas notificaciones; el año pasado AT&T concluyó las actualizaciones al software de red necesarias para respaldar el despliegue de la primera red LTE-M en México. Esta red ayudará a acelerar la innovación en los negocios.

Renan Leal, chief revenue officer de Telefónica México, comentó: “El compromiso de Telefónica en éste y todos nuestros negocios es centrarnos en el cliente, impactando de manera positiva al ecosistema”.

Telefónica no descarta hacer uso de la red compartida que operará la banda de 700 megahertz (MHz) ni participar en la licitación de la banda de 2.5GHz.

En conferencia de prensa, dijo que la empresa espera que más adelante el Instituto Federal de Telecomunicaciones licite espectro orientado a potencializar el Internet de las Cosas, aunque de momento “la tecnología no es ninguna barrera, sino sacar al mercado soluciones funcionales y accesibles”.

Actualmente, la firma española cuenta con 15 operadores móviles virtuales, de los cuales prevé que uno, en breve, podría salir con una oferta orientada al IoT.

De acuerdo con Leal, el foco en el segmento del Internet de las Cosas está más enfocado en el sector privado al ser éste el que crece más rápido respecto del público.

La semana pasada, Telcel presentó GigaRed 4.5, una tecnología con la cual los usuarios tendrán hasta 10 veces más velocidad de navegación y verán reducida la latencia del servicio; además, se aumentará la capacidad para conectar dispositivos y permitirá tener servicios de voz y video en alta definición.

Con la implementación de la tecnología 4.5G, Telcel indicó que se encamina a la tecnología 5G, que podría estar disponible en el país en el 2020.

Al respecto, el directivo de Telefónica dijo que la empresa trabaja en soluciones dirigidas a los usuarios particulares, aunque su lanzamiento sería hasta el próximo año, mientras tanto, se enfocan en el sector corporativo.

“El negocio de IoT está más enfocado a empresas por mejoras en la rentabilidad de los procesos y hay retornos claro de inversión. No obstante, el sector de telecomunicaciones se mueve a consumo en masificación con redes más sencillas como las que se tienen”.