Las tarifas eléctricas para los sectores industrial y comercial de baja tensión en el país tuvieron un incremento mensual promedio de 2% en relación con diciembre del 2015, aunque suman 13 meses de caídas en relación con el mismo mes del año anterior, mientras que el pago por electricidad en los hogares con tarifa de alto consumo (DAC) bajará 3.5% en comparación con el promedio del año pasado.

El cargo por energía básico fijado para baja tensión en los sectores industrial y comercial se sitúa en 1.27 y 1.98 pesos por kilowatt hora entregados, respectivamente, en comparación con 1.24 y 1.95 pesos de diciembre, según la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Sin embargo, en comparación con los precios de la energía de enero del año pasado, estas mismas tarifas muestran una caída de 9.3% en el caso de los primeros 50 kilowatts hora consumidos para las tarifas de baja tensión en los sectores industrial y comercial, y de hasta 21.4% en el caso de la tarifa 3, también para cargos por energía para usuarios de mayor volumen.

Esta reducción se ha logrado gracias a la sustitución progresiva de la CFE en su consumo de combustibles caros y contaminantes, como el combustóleo y el diésel, por otros más baratos y amigables con el medio ambiente, como el gas natural y la energía hidroeléctrica , detalló la estatal.

Alto consumo doméstico baja

En promedio bimestral, los hogares con tarifa doméstica de alto consumo (DAC), para más de 250 kilowatts al mes, pagarán un mínimo de 1,831 pesos por la electricidad, cuando el año pasado en promedio pagaron un mínimo de 1,898 pesos, lo que implica una caída generalizada de 3.5% en el gasto energético de estos hogares. En comparación con enero del año pasado, la baja en los precios es más profunda: llega a 8 por ciento.

En enero de este año, la tarifa DAC tiene un cargo fijo al mes de 86.16 pesos, con un aumento de 6.8% en comparación con enero del 2015, además del alza de 2.9% en comparación con el promedio del año pasado, pero con una caída de 0.08% en relación con diciembre del año pasado. Sin embargo, la cuota por kilowatt hora consumido bajó 9.4% en comparación con enero del año pasado, además de que es 4.5% más baja que el promedio de todo el 2015, aunque tuvo un aumento de 1.4% en un mes, en comparación con diciembre.