Por 114 votos, cuatro en contra –tres de Morena y uno sin partido– y tres abstenciones –dos del PAN y uno de Morena–, el pleno de la Cámara de Senadores aprobó la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), cuyo decreto fue remitido al Ejecutivo federal.

El protocolo que sustituye el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) por el Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, los Estados Unidos de América y Canadá (T-MEC), así como los seis acuerdos paralelos negociados en el marco de la suscripción del mismo, firmado en Buenos Aires, Argentina, el 30 de noviembre de 2018, contó con el respaldo de las ocho fuerzas políticas representadas en la Cámara Alta.

Al fundamentar el dictamen ante el pleno camaral, Héctor Vasconcelos (Morena), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, destacó la aprobación unánime del nuevo tratado comercial por los integrantes de las comisiones de Economía, Puntos Constitucionales, Relaciones Exteriores América del Norte, y la que encabeza, tras un largo y arduo proceso de análisis.

Los consensos logrados, amplió, implican que Morena, PAN, PRI, MC, PRD, PVEM, PT y PES coinciden en que el nuevo documento resguarda los mejores intereses de México en la coyuntura y contexto actual.

“Ningún tratado internacional es ideal, lo importante es que cada uno de los países partícipes encuentre en él ventajas y que sus intereses esenciales se encuentren resguardados; en todo tratado se logra algo y se posponen a futuro otros objetivos.

“Es de celebrar que nuestros consensos se hayan obtenido en el contexto de la crisis que estamos enfrentando desde hace unas semanas ante la amenaza de medidas unilaterales por parte del gobierno norteamericano que podrían tener consecuencias graves y eventualmente impredecibles sobre nuestra economía”.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de América del Norte, la panista Gina Andrea Cruz Blackledge, afirmó que el TLCAN, suscrito hace 25 años, contribuyó a la creación de una de las áreas de libre comercio más grandes e importantes del mundo con 482 millones de habitantes, que representan 7% de la población mundial, donde se genera 28% del PIB mundial y se realiza 16% del comercio global.

En México, dijo, propició la transformación competitiva del sector exportador, que ha sido el de mayor dinamismo en la economía en los últimos años, impulsó el desarrollo de varias regiones del país y es el motor de la creación de empleos y de la atracción de inversiones.

“El intercambio comercial de México con el mundo se multiplicó 6.5 veces al pasar de 117 millones de dólares en 1993 a 761,000 millones de dólares al cierre del 2016. De cada 100 dólares de intercambio comercial que México realiza con el mundo, 66 dólares son resultado de nuestro comercio con Estados Unidos y Canadá. El promedio anual de Inversión Extranjera Directa pasó de 2,500 millones de dólares antes del TLCAN a 19,800 millones de dólares entre 1994 y el 2012. En el periodo del 2013 a 2017 este promedio se elevó a 34,000 millones de dólares”.

Desde su óptica, en el mundo la integración comercial es  un proceso irreversible.

Para su correligionario Gustavo Madero, presidente de la Comisión de Economía, al haber aceptado el gobierno de México, en la reciente negociación con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles, la vinculación de las agendas comercial y migratoria, convino también no recurrir a los mecanismos acordados para solucionar las controversias contempladas en el capítulo XX del TLCAN, sino a una “mesa paralela y unilateral que sentó un terrible precedente.

“De muy poco servirá este tratado si los ímpetus electorales de los norteamericanos lo toman como rehén. De muy poco servirá si nuestro gobierno no lo defiende como una ley vigente una vez que sea aprobado por los tres países y se doblega ante amenazas y chantajes”.

Demócratas, el cerrojo final

  • De lograr la ratificación, EU se perfila a ser el último de los miembros del T-MEC en ratificarlo, pues el gobierno negocia actualmente con los legisladores demócratas su aval. Las preocupaciones de éstos sobre el acuerdo incluyen:
  • Mecanismos de cumplimiento más estrictos sobre disposiciones laborales.
  • Mejores regulaciones con impactos para los precios de los medicamentos.
  • Mecanismos de cumplimiento más estrictos sobre disposiciones ambientales.
  • Aplicación general efectiva de las normas del T-MEC.

[email protected]