La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que en coordinación con Interjet ha venido supervisando las acciones implementadas para la adecuada aplicación de las consideraciones técnicas recomendadas por el fabricante de los aviones rusos Superjet 100 que opera la aerolínea, cuyo proceso ocasionó ya la cancelación de 25 vuelos.

Por su parte, la aerolínea mexicana precisó que el accidente del pasado domingo de un avión Tupolev 154, que se desplomó en el Mar Negro, no tiene ninguna relación con las 22 aeronaves Superjet 100 que tienen en su flota, a pesar de las confusiones que se han generado tratando de relacionar los hechos.

El 23 de diciembre pasado la Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia emitió una recomendación a las empresas que operaran aeronaves Superjet100, debido a que encontró problemas en los sistemas de estabilización y pidió que desde ese día ningún avión despegara sin ser supervisado e informado a los fabricantes.

Junto con la autoridad se han revisado los aviones de Interjet y se tomó la decisión de mantener 11 en tierra como una medida preventiva, porque es fundamental la seguridad de los pasajeros y seguiremos trabajando hasta que no haya dudas y vuelvan a operar , informó la aerolínea.

Al respecto, la SCT informó que a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) vigilará que la aerolínea Interjet atienda y proteja a los pasajeros que pudieran verse afectados por la realización de estos trabajos, que redundarán en su seguridad .

La actuación Profeco

En un comunicado la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que intervino en distintos aeropuertos del país para garantizar que se respeten los derechos de los pasajeros afectados por la cancelación de vuelos de Interjet.

Por instrucciones del procurador Ernesto Nemer, personal de las delegaciones y subdelegaciones en las principales ciudades, así como el de los 80 módulos instalados en los aeropuertos con mayor tráfico de pasajeros por la temporada de fin de año, atendió a los más de 680 usuarios afectados de la aerolínea para auxiliarlos y orientarlos , se explicó.

Como parte de los apoyos, se realizaron procesos de conciliación inmediata en las terminales aéreas buscando reubicar a los pasajeros varados en el siguiente vuelo disponible y, en caso de que no hubiese, para que se brindara traslado por autobús a otros aeropuertos, con el objetivo de buscar espacios disponibles en otras aerolíneas y lograr que pudiesen desplazarse a la brevedad posible.

alejandro.delarosa@eleconomista.com.mx