Starbucks Corp reportó el jueves que el crecimiento del tráfico de clientes por sus tiendas en Estados Unidos volvió a estancarse por segundo trimestre consecutivo, generando preocupaciones por la intensa competencia de cafeterías de lujo así como de cadenas de comidas rápidas.

Las acciones de Starbucks, la mayor cadena mundial de cafeterías, cayeron un 1.9% en operaciones después de hora tras conocerse que una intensificación de promociones no logró atraer más clientes en los locales de Estados Unidos, donde la cadena obtiene la mayor parte de sus ingresos.

Las ventas en tiendas abiertas al menos un año en la región América, dominada por Estados Unidos, crecieron un 2% en el segundo trimestre finalizado el 1 de abril. El incremento del gasto por visita hizo subir los ingresos dado que el número de visitas -tráfico en tiendas- se mantuvo estable.

Pese a que Estados Unidos es el mayor mercado de Starbucks, con más de 14.000 tiendas, China es su mayor motor de crecimiento. Las ventas en las 3.200 tiendas chinas crecieron un 4% contra incrementos del 6 y el 8% en los trimestres previos.

El tráfico global en las tiendas de Starbucks bajó un 1% en el trimestre, con un descenso del 4% en la región Europa, Oriente Medio y África. Los ingresos totales crecieron casi un 14%, a 6.000 millones de dólares.

La ganancia neta de Starbucks fue de 660 millones de dólares, o 47 centavos por acción, comparado con los 653 millones de dólares o 45 centavos por acción hace un año. Excluyendo ítemes extraordinarios, la ganancia fue de 53 centavos por acción, cumpliendo los pronósticos.

Los resultados se conocen en momentos en que Starbucks trabaja para limitar o evitar el daño a su reputación por los arrestos de dos hombres negros en una de sus tiendas en Filadelfia hace dos semanas.

Starbucks se disculpó por el incidente, iniciado cuando un gerente llamó a la policía para reportar que dos hombres estaban esperando a un amigo y no habían comprado nada. El hecho generó llamados a boicotear las cafeterías de la cadena.

El presidente ejecutivo de la cadena, Kevin Johnson, dijo en una conferencia telefónica que el incidente no había tenido un impacto en las ventas.