Un tribunal colombiano falló en contra de América Móvil en su intención de evitar una reversión de activos físicos e intangibles de su filial Comunicación Celular, S.A. (Comcel) en Colombia, a su vez la empresa que controla y comercializa los servicios de la marca Claro en aquel país.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, AMX dijo que analizará todos los medios jurídicos a su alcance para rebatir la decisión de las cortes colombianas, que fallaron a favor del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia (Mincit).

El laudo emitido en el arbitraje en Colombia no le es favorable a Comcel, la cual se encuentra analizando los medios legales a su alcance , informó la multinacional a sus inversionistas.

De confirmarse la derrota de la compañía mexicana, AMX tendría que pagar a Colombia 3.1 billones de pesos colombianos, alrededor de 1,025 millones de dólares.

América Móvil mantiene por separado de Comcel otra batalla legal en contra del Estado colombiano por lo que considera vulneraciones a los acuerdos comerciales entre países por el tema de la reversión de activos.

En el mes de agosto del 2016, AMX inició un arbitraje bajo el Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos Mexicanos y la República de Colombia (TLC México-Colombia), a efecto de que se le compense por las violaciones al TLC y al derecho internacional .

La controversia por la devolución o no de activos y la manera, en su caso, en que ésta deberá realizarse, en especie o monto económico, abre un nuevo capítulo en una intrincada historia iniciada hace 23 años, cuando Comunicación Celular S.A. (Comcel), Occel y Celcaribe, transformadas definitivamente en el año 2012 en Claro, y Bellsouth, que hoy es Movistar, aceptaron retornar a la nación colombiana infraestructura como torres, antenas y cableado, así como 25 MHz de espectro en la banda de 850 MHz y otros 15 MHz más en las frecuencias de los 1900 MHz cuando vencieran sus permisos de explotación de servicios, en marzo del 2004.

Pero una serie de reformas a la legislación en la materia, ejecutadas en distintos años, más resoluciones de la Corte Suprema de Justicia de Colombia, investigaciones por separado de la Contraloría General de la República de aquél país; incluso, iniciativas de congresistas para crear con esos activos una telefónica estatal y sumadas a las diferencias entre los operadores y el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) por esta reversión, han complicado aún más el escenario, escalándolo ahora a tribunales especializados y que puede terminar obligando a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Secretaría de Economía de México a salir en la defensa, en este caso, de la mexicana América Móvil.

Colombia vs. Carlos Slim: la disputa por espectro y activos

[email protected]