La titular de Energía, Rocío Nahle, se comprometió con los empresarios de la industria química a incrementar el suministro de gas natural, así como derivados de los procesos de hidrocarburos como el etano, propileno, óxido de etileno y amoniaco, por lo que a partir de noviembre se reunirá una vez al mes con la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) para supervisar los avances en estas actividades tanto en la producción como en importaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex).  

Así lo manifestó la funcionaria durante la inauguración del 52 Foro Nacional de la Industria Química que este año se celebra de manera virtual por la contingencia del Covid-19.

Desde las oficinas de la Secretaría de Energía en Villahermosa, Tabasco, Nahle reconoció que el rescate a la industria química y petroquímica nacional que emprendió este gobierno no ha tenido el ritmo de avance deseado, pero que es un punto fundamental en la agenda de la presente administración.  

“No sólo me uno, sino que adopto todas las observaciones y propuestas que ha realizado la industria química porque lo necesitamos, no somos dueños de la verdad absoluta, necesitamos sentarnos a proponer y dialogar trayendo a la mesa a Petróleos Mexicanos y a los demás actores que deban involucrarse en este sector que por su generación de valor en cadenas productivas es clave para el país y para el presidente Andrés Manuel López Obrador”, dijo Rocío Nahle.  

En el mismo foro, José María Bermúdez, presidente de la ANIQ, lamentó que por la contingencia en la demanda de productos que se vive en el país el consumo nacional aparente de la industria química lleva una reducción de 12% anual en lo que va del 2020. Aunado a lo anterior, propuso al gobierno un rescate de esta industria con acciones específicas en las que existe disposición de inversión privada.  

La primera de estas acciones es la construcción de una terminal refrigerada de etano para que la importación privada y de Pemex se sume a la producción actual de Pemex Transformación Industrial. Al respecto, Rocío Nahle respondió que ya se encuentran avanzados los estudios para que se proyecte un esquema de habilitación de una terminal para la importación de este insumo en Pajaritos, Veracruz.  

En lo referente al propileno, el empresario planteó la utilización de la infraestructura de importación disponible de Pemex en la central de La Cangrejera, lo cual aceptó la funcionaria, aunado a que las remodelaciones que se hacen a las refinerías y la nueva refinería de Dos Bocas proyectan producir más de este insumo.  

En cuanto al óxido de etileno, Nahle aseguró que se llevan a cabo discusiones con Pemex para el diseño de un modelo que aumente la competitividad de la industria sin mermar las finanzas de la estatal, ya que las importaciones no son posibles, respecto a la solicitud de la ANIQ de optimizar la cadena de suministro y los precios de este insumo.  

Y en lo respectivo al amoniaco, Rocío Nahle recordó que gracias a la infraestructura de importación de gas natural por ducto, se podrá fabricar este precursor fertilizante en la central de Pemex de Camargo, Chihuahua, para la cual se busca un esquema de sinergia que permita echarla a andar. Otra propuesta para incrementar este insumo es una terminal refrigerada en Pajaritos, según planteó el presidente de la ANIQ. 

Gas natural a Coatzacoalcos

José María Bermúdez pidió también que la industria tenga acceso a 200 millones de pies cúbicos de gas natural proveniente del ducto marino Texas-Tuxpan para que llegue hasta los centros de producción petroquímica, en el sur de Veracruz, con lo que solicitó que el gobierno concluya el tramo de 16 kilómetros que llevaría la molécula hasta Coatzacoalcos.  

Al respecto, Nahle detalló que desde febrero la Comisión Federal de Electricidad (CFE) comenzó a construir este tramo que va de Cactus, Veracruz, al inicio del sistema Mayakán, en la península de Yucatán. Y aunque adelantó que la obra fue concluida el 2 de octubre, faltan dos unidades compresoras en Tecolutla y Lerdo, cuya instalación se analiza en un proyecto conjunto entre el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas), Pemex y la CFE.  

“En cuanto tengamos lista esta infraestructura, se van a poder entregar 400 millones de pies cúbicos de gas natural a los industriales de Coatzacoalcos. Es gas que llega del ducto marino y por lo tanto es propiedad de la CFE y tiene la calidad suficiente para cumplir con las especificaciones”, aseguró.