La Comisión Federal de Electricidad (CFE) interconectó el año pasado a 20,000 comercios y hogares que mediante techos solares comenzaron a generar electricidad. Con ello, los usuarios que utilizan este esquema aumentó de 2,000 registrados hace dos años a 50,000 en la actualidad, a pesar de que no existe todavía una resolución respecto al amparo que promovió la estatal eléctrica contra las disposiciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en cuanto a un tipo de contraprestaciones que debe pagar a la generación distribuida en efectivo luego de un neteo entre la energía que los usuarios aportan y consumen.

“Hoy tenemos una cobertura de cerca de 95% de las solicitudes de interconexión para páneles fotovoltaicos en hogares y comercios”, dijo Jaime Hernández Martínez, director de la CFE, en entrevista al finalizar su participación en el VII Foro Internacional de Regulación de Energía organizado por la CRE. “Reafirmo el compromiso de la CFE de seguir trabajando en esta dirección, con independencia del resultado de cualquier medida jurídica de la que está en curso, la CFE tiene la obligación, y la está cumpliendo, de interconectar a todos los hogares y comercios que lo soliciten en un plazo no mayor a 12 días hábiles”.

Por lo pronto, estas interconexiones se llevan a cabo en un esquema que calcula la energía que el usuario toma e inyecta a la red, neteándole los remanentes a su favor (si existen) en forma de energía al cierre de cada año, en el esquema conocido como net metering que ya se utilizaba antes de la reforma energética. Sin embargo, la CRE aprobó un esquema de contraprestaciones distinto en que el pago se puede solicitar en efectivo al precio promedio de la energía en la región donde se produce en plazos menores (ya que a la CFE puede resultarle más barato adquirir esta energía en algunos momentos del día), en el esquema llamado net billing.

Entonces, la CFE interpuso un amparo contra estas Disposiciones Administrativas de Carácter General y el Manual de Interconexión para Generación Distribuida, pero éste fue turnado a un tribunal en materia de competencia económica, donde se encuentra en análisis.

Al respecto, Hernández Martínez explicó que es una discusión técnica sobre una de las partes de uno de los esquemas que ha utilizado la CRE para asignar un costo al uso de la red eléctrica “es un proceso en el que hemos venido avanzando en pláticas informales con la Comisión Reguladora de Energía”.

[email protected]