Hacia el 2020, México producirá casi un tercio del mercado automotor de América del Norte con más de cinco millones de unidades, al pasar de una participación de 19% a más de 27%, que lo coloca como un líder de la industria automotriz, aseveró Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Se prevé que México siga atrayendo inversiones y manufactura automotriz, gracias a su nivel de competitividad, en donde el costo de la mano de obra, la ingeniería y sobre todo la cercanía con Estados Unidos son su principal ventaja.

A 20 años de haber entrado en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la industria automotriz mexicana ha logrado superar al ensamble canadiense, al pasar de una participación de producción de autos de 7% en 1994, con 1 millón 200,000 unidades a 19% en el 2014, con la fabricación de 3.3 millones de vehículos.

En cambio, la industria de Canadá se ha estancado al perder participación en el mercado de América del Norte, al poseer 15% de la producción total con 2.32 millones de unidades en 1994, contra 14% del ensamble en el 2014, con el ensamble de 2.4 millones de vehículos.

Estados Unidos sigue siendo la cabeza del mercado, al producir 67% de los vehículos de la región, cuando poseía hace 20 años el 78% de la fabricación de unidades.

En 1994, la región NAFTA fabricaba 15.6 millones de vehículos y pasó a ensamblar en el 2014 casi 17 millones, con lo cual se prevé que el mercado ha crecido más de 16% en 20 años. Es así que la zona de América del Norte aporta cerca de un 20% de la producción mundial de vehículos.

Las oportunidades para el ensamble en México han crecido exponencialmente en los últimos 5 años, en donde el mercado se ha convertido en un apetitoso manjar para todo tipo de marcas automotrices, que incluye las de lujo.

De acuerdo con el presidente de la AMIA, actualmente, México ensambla 19% de los autos que se fabrica en América del Norte, y con la puesta en marcha de otras tres nuevas plantas (BMW, Mercedes Benz-Infiniti y Kia) hacia el 2020, el país fabricará 27% del total de los autos ensamblados en la región .

Así, en un lapso de cinco años, se espera que la industria automotriz de México haya más que cuadruplicado el ensamble, con respecto al inicio del TLCAN, justo cuando nuestro país era el socio pequeño de la región y ahora compite por atraer más marcas automotrices, en las que no se descartan algunas chinas y más coreanas.

[email protected]

AMIA