Durante el 2011 el empleo con mayor crecimiento fue el informal, a este sector se incorporaron 1 millón 648,930 personas, según el reporte al cuarto trimestre del 2011 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mientras que el empleo formal alcanzó un registro de 623,379 plazas laborales, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El INEGI detalló que la informalidad llegó a casi 14 millones de personas, es decir 29.2% de la Población Económicamente Activa (PEA) del país, un nivel nunca registrado. En el 2010 esa cifra era de 12 millones 400,000 y representaba 28% de la PEA, lo que resulta preocupante, pues habla de la magnitud que ha alcanzado el empleo informal en donde los trabajadores no tienen acceso a la seguridad social , dijo Alfonso Bouzas, especialista laboral de la UNAM.

Arturo Vieyra, especialista laboral de Banamex, comentó que el reporte del INEGI reflejó una baja en el desempleo que se situó en 2.4 millones de personas, es decir una tasa de desocupación de 4.8% de la PEA, porcentaje inferior al de 5.3% que se presentó en el periodo octubre diciembre de un año antes; la mayoría de empleos en la informalidad.

Lo anterior refleja que hay un deterioro en la calidad del empleo, ya que el empleo informal no otorga prestaciones de seguridad social y tampoco contribuye a la economía nacional.

Asimismo detalló que, según el INEGI, 42% del millón de empleos generados fue con acceso a instituciones de salud. Esta cifra contrasta con el incremento de 623,379 plazas reportado por el IMSS. Ello implica una pérdida de 196,100 empleos ligados al acceso a instituciones de salud distintas al IMSS.

CRECE LA PEA

En dicho periodo, la PEA creció en 2.4 millones de personas, lo que representa un crecimiento del mercado laboral que llega a 50 millones de trabajadores en el país.

Así, mientras que 77 de cada 100 hombres en estas edades son económicamente activos, en el caso de las mujeres 43 de cada 100 están en esta situación.

EN PROMEDIO 3,300 PESOS POR PERSONA

Preparan recursos para apoyo a desempleados

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social dispone para el 2012 de un presupuesto de 1,293 millones 338,702 pesos para incentivar las posibilidades de acceso al mercado laboral de los trabajadores, beneficiando a 391,906 personas que representan 16% de la población total que se encuentra sin empleo en el país.

Dichos recursos son superiores en 31.7% a los asignados el 2011, que representaron 981 millones 808,251 pesos, y fijó como población objetivo de apoyo a 315,296 personas, que representan 12.40% de la población sin empleo.

Si bien existen reglas de operación para cada uno de los subprogramas que integran el Servicio Nacional del Empleo como: Bécate, Fomento al Autoempleo, Movilidad Laboral y Repatriados Trabajando, si se considera la totalidad del presupuesto y el número objetivo que atenderá en este año la dependencia federal, corresponderá a cada trabajador un apoyo económico promedio de 3,300 pesos.

[email protected]