La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) impuso multas por un total de 257 millones 610,000 pesos a cinco empresas y 11 personas físicas, al acreditar que se coludieron para repartirse el mercado de guantes de látex para uso médico adquiridos por entidades del sector público.

“En el expediente de este asunto (DE-024-2013-I), la Comisión acreditó que los agentes económicos sancionados realizaron prácticas anticompetitivas con el objeto y efecto de establecer, concertar o coordinar posturas, en términos de precios y descuentos, o abstenerse de hacerlas, a través de las cuales se repartieron el volumen de compra de estos productos que realizó el sector salud”, informó la Cofece en un comunicado.

Las empresas sancionadas son Dentilab, Ambiderm, Degasa, Productos Galeno y Holiday de México, además de diversas personas físicas que fungían como sus representantes legales.

De acuerdo con la indagatoria de la Comisión, las prácticas anticompetitivas se cometieron entre marzo del 2009 y abril del 2015, período durante el cual indujeron a que las entidades licitantes pagaran 174 millones 80,000 pesos más caras sus compras de guantes de látex para exploración y para uso quirúrgico.

Las entidades afectadas fueron el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la Secretaría de la Defensa Nacional, Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Salud federal.

De acuerdo con la Cofece, las empresas sancionadas se coludieron “mediante reuniones y comunicaciones por diversos medios (como correos electrónicos) en las que pactaban quién se quedaría con la adjudicación de determinadas zonas y claves de una licitación en particular”

Este proceder caracterizó la actuación de las empresas sancionadas durante su participación en los procesos de compras consolidadas de medicamentos e insumos de salud efectuados por el IMSS desde el 2013, de modo que “la coordinación se mantuvo incluso con la existencia de choques externos como la entrada de nuevos licitantes, que llevó a los sancionados a bajar sus precios de forma coordinada”.

Las compras consolidadas son procesos de adquisición en los que varias entidades compradoras se juntan para consolidar volumen y conseguir mejores precios y fueron implementados por primera vez en el 2013 por el IMSS, en conjunto con otros institutos públicos de salud.

“La distribución ilegal del mercado hizo que Dentilab y Ambiderm se repartieran entre ellas las licitaciones de compra de guantes de látex para exploración. Ambiderm, a su vez, se abstenía de participar en las licitaciones de guantes de látex para cirugía o participaba con un precio elevado para no ser susceptible de asignación, de tal forma que ese mercado quedaba distribuido solamente entre Dentilab y Degasa. Por otro lado, a Galeno y Holiday le asignaron aproximadamente 5% del mercado de guantes de látex para exploración”, detalló la Cofece.

El órgano regulador dio vista a la Secretaría de la Función Pública sobre su resolución, a efecto de que esta instancia proceda conforme a derecho, en caso de que haya lugar a alguna inhabilitación de las empresas sancionadas para participar en concursos públicos.

[email protected]