Entre enero y agosto el incremento promedio de los salarios que se registró en México fue de 5.8%, lo que ha beneficiado a 1 millón 597,498 trabajadores. En cuatro sectores se reporta un crecimiento por encima de 6%, de acuerdo con un análisis económico de Banorte.

En lo que va del año, los trabajadores del campo (8%), la industria manufacturera (6.7%), comercio (6.3%) y servicios financieros e inmobiliarios (6.3%) han tenido los mayores incrementos salariales.

El incremento promedio en los 9 meses del año es mayor con respecto al 2018, y, pese a que en agosto las negociaciones salariales moderaron su ritmo, en lo que resta del 2019 continuarán avanzando a niveles cercanos a 6% por el aumento al salario mínimo y otros factores como la inflación, estimó la institución financiera.

“Creemos que las negociaciones salariales seguirán presionadas dado el impacto del salario mínimo, así como por los elevados niveles de inflación de los últimos dos años”, afirmó Miguel Calvo, gerente de Economía Regional de Grupo Financiero Banorte.

Sin embargo, tampoco se descarta una moderación de las negociaciones salariales en el cuarto trimestre del 2019 por la reducción en la inflación y la desaceleración económica, aclaró.

En agosto, Tamaulipas se posicionó como la entidad con el mayor incremento salarial, el más importante desde 1999 para la entidad. Este aumento es de 16.1% y tiene su origen en 11 negociaciones que beneficiaron a 3,446 trabajadores.

A Tamaulipas le siguen Querétaro, Coahuila, San Luis Potosí, Zacatecas, Chihuahua, Guanajuato, Yucatán, Michoacán, Ciudad de México, Sonora y Campeche, entidades que también han tenido incrementos salariales por arriba de 6 por ciento.

Beneficio para pocos

Pese a que en los 9 meses de este año se han beneficiado 1 millón 597,498 trabajadores con incrementos salariales, éstos representan sólo 7% de las 20 millones 385,379 plazas registradas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De las negociaciones salariales registradas en agosto, los trabajadores del sector privado tienen el mejor incremento en comparación con los empleados del sector público. Pero, en número de beneficiados, los del sector público representan un mejor comportamiento.

“En línea con lo esperado, se registró un mayor número de negociaciones en el sector público. Considerando que resultaron en un incremento promedio de 3.4% para 161,130 empleados. Esto fue suficiente para sesgar el incremento de 6.4% que se dio a 85,131 empleados del sector privado”, detalló Calvo.

[email protected]