El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) aprobó en la Asamblea Nacional de Representantes las líneas de acción que implementarán en los próximos meses para evitar la división funcional de Teléfonos de México (Telmex), que contempla el ámbito jurídico-regulatorio, el político y el interno sindical-laboral, este último con la consideración de faltas colectivas en todas las especialidades y secciones de la empresa.

En el auditorio del Sindicato de Telefonistas, Francisco Hernández Juárez, secretario general de la organización, dijo a los integrantes del gremio que al dividirse Telmex “habrá afectaciones al contrato colectivo de trabajo, al menos para la mitad de los trabajadores”.

Los miembros del STRM acordaron que “el sindicato despliegue toda su capacidad política y organizativa” para buscar revertir dicha decisión del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT); así, en el tema jurídico y regulatorio, la organización sindical prevé emplazar a huelga a la compañía para el cumplimiento del Contrato Colectivo de Trabajo y Revisión Contractual con fecha de vencimiento para el 25 de abril a las 12 del día.

Dar seguimiento a los amparos indirectos radicados en los juzgados de distrito en materia administrativa, de competencia económica y telecomunicaciones en contra de la separación funcional, además de la presentación de otro amparo indirecto contra la resolución.

Asimismo, contempla presentar una queja en la Organización Internacional del Trabajo por la resolución del IFT, una vez agotados los recursos legales en el ámbito nacional. además, si no hay instancia nacional que contribuya a revertir la decisión del IFT, el Sindicato de Telefonistas contempla presentar una queja en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El sindicato acordó responsabilizar jurídicamente al gobierno federal y al IFT por las posibles afectaciones laborales y de carácter patrimonial a la fuente de empleo derivadas de dicha resolución.

Se exploran recursos a interponer en contra del IFT por incumplimiento a los preceptos establecidos en el artículo sexto constitucional en relación con el derecho humano de acceso a las tecnologías de la información y las comunicaciones, incluida la banda ancha e internet y el artículo 18 transitorio de decreto de reforma en materia de telecomunicaciones y radiodifusión referente al respeto de los derechos de los trabajadores.

Los resolutivos de la Asamblea contemplan: “se valora la interposición de quejas o denuncias en contra de los comisionados del IFT, con base en diversas leyes aplicables por las responsabilidades como servidores públicos, en caso de posibles afectaciones”.

Entre otras acciones, “establecer un programa de marchas y mítines, a nivel nacional y considerar la realización de faltas colectivas a nivel nacional que abarque las jornadas de las 00:00 horas hasta las 23:59, en el entendido de que no se laborará tiempo extraordinario u otra modalidad de participación en el periodo señalado”.

pmartinez@eleconomista.com.mx