El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jorge Arganis, aseguró en la Cámara de Diputados que durante la actual administración federal no hay una cerrazón ante la inversión privada para el desarrollo de infraestructura, pero que sí se revisarán los contratos de mantenimiento carretero con la modalidad público-privada que heredaron y resultan costosos.

Además de defender la construcción del Aeropuerto Internación Felipe Ángeles (AIFA), el funcionario solicitó apoyo a los legisladores para obtener los recursos presupuestales suficientes para cumplir en el 2022 sus proyectos de infraestructura, como lo hizo previamente en el Senado de la República.

“No estamos cerrados a la inversión privada, incluso hay proyectos en marcha. Con el presupuesto fiscal se atiende el rubro de caminos y carreteras libres de peaje, porque la gente más necesitada no puede pagar peajes. Estamos revisando concesiones, las condiciones para que sean más adecuadas. Hay un programa de mantenimiento que heredamos del gobierno anterior y revisamos las condiciones porque fueron bastante favorables para las empresas”, explicó.

Sin embargo, precisó que no se trata de cancelarlas sino de ajustarlas para canalizar recursos a otros proyectos carreteros del país de beneficio social.

Los contratos a los que se refirió Arganis son los diez contratos que se firmaron en la administración anterior, para conservación y carretera por 10 años a carreteras que suman una longitud de 1,755 km, entre ellos los tramos: Arriaga-Tapachula, Campeche-Mérida, Coatzacoalcos-Villahermosa y San Luis Potosí-Matehuala.

Sí al IAFA

Una de las múltiples inquietudes que le manifestaron los legisladores al secretario fue sobre la construcción del AIFA y sobre la colaboración con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) al respecto.

"El aeropuerto nuevo es una solución técnica más viable y que además era indispensable. El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) está sobre saturado. Como ingeniero se los digo, tiene justificación técnica porque la orientación de las pista en el anterior proyecto no permitirá trabajar dos aeropuertos y ahora sí", agregó.

Una vez más, Arganis reconoció la capacidad técnica de los ingenieros militares que tiene  a cargo el aeropuerto porque es un trabajo muy buen hecho y "estamos trabajando totalmente coordinados".

En su presentación, señaló que están a cargo del desarrollo del principal acceso al aeropuerto, el cual no tendrá peaje, y que participan en la ampliación del tren suburbano para conectarlo con la estación Buenavista.

empresas@eleconomista.mx