La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) trabaja junto con la industria de telecomunicaciones en un proyecto de estandarización de trámites y una reconfiguración del sistema de cobros en municipios para destrabar o facilitar el despliegue de infraestructura.

De acuerdo con Edgar Olvera, subsecretario de Comunicaciones de la SCT, para desregular a los municipios hay dos procesos fundamentales: estandarizar los trámites (requisitos para el despliegue) y ya tenemos una propuesta hecha con la industria que engloba a la ATIM, Anatel, Canieti y el cobro que hacen los municipios.

Explicó que por ley de coordinación fiscal los municipios no pueden cobrar por otorgar licencias o permisos para desplegar servicios de telecomunicaciones y energía. “Eso se está convirtiendo en el incentivo contrario porque lo que los municipios desean es cobrar, pero si no se lo permite la ley entonces acuden a prácticas que no tienen sustento como inventar conceptos, como cobro por uso de postes, por la vía pública, etcétera”.

Por ello se debe hacer estandarización de trámites, “ya la tenemos y una reconfiguración del sistema de cobros para que a los municipios se les permita cobrar para que reciban un pago regulado y moderado, que tengan un ingreso y a cambio de ello permitan el despliegue de la infraestructura”.

El funcionario dijo que es preciso entablar diálogos con municipios y con la Conferencia Nacional de Gobernadores y establecer un acuerdo para modificar a nivel de este esquema y encontrar la metodología y cobro adecuado.

Fue enfático y dijo que se requiere una negociación política y técnica. “En forma política implica abrir la ley de coordinación fiscal que es la que regula el federalismo y compartición de ingresos. En cuanto a la Secretaría de Hacienda, la dependencia está consciente, pero buscamos una metodología de cobro y cuál sería el mecanismo más eficiente”. Recientemente el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones acusó que “desafortunadamente los desarrolladores de infraestructura para telecomunicaciones se encuentran cotidianamente con regulaciones y procedimientos administrativos diferentes por cada municipio y unas autoridades locales poco preparadas para administrar sus atribuciones”.

Mientras que, Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, reconoció que los municipios ponen barreras para el despliegue de redes de telecomunicaciones.

Altán Redes, AT&T México, Telcel y Telefónica han demandado la simplificación de procesos para el despliegue de fibra óptica e infraestructura, así como un ambiente de competencia efectiva y certidumbre en sus inversiones.

[email protected]