La aerolínea irlandesa Ryanair cerrará sus bases en cuatro aeropuertos españoles el 8 de enero de 2020, una decisión que "podría afectar a 512 tripulantes de cabina y pilotos", anunció el sindicato USO, cuando falta poco para una huelga prevista en septiembre.

Tres de las bases se encuentran en las islas Canarias (Tenerife Sur, Gran Canaria y Lanzarote), y la cuarta en la ciudad catalana de Gerona.

En una carta a sus trabajadores, recibida por AFP, Ryanair explicó la decisión alegando "una significativa sobrecapacidad en el mercado europeo de corto recorrido".

"Lamentamos informar (...) nuestra decisión de iniciar el procedimiento de despido colectivo para todos los tripulantes de cabina y pilotos de Ryanair" con sede en estos cuatro aeropuertos, añadió la empresa en su comunicado.

La aerolínea irlandesa de bajo coste afirmó no obstante que intentará "minimizar las pérdidas de empleos", reubicando a los trabajadores afectados.

Ryanair atribuyó igualmente la decisión a los malos resultados financieros de los últimos meses y al retraso en la entrega de aviones Boeing 737 Max, que impactará en su actividad este invierno y el verano de 2020.

A finales de julio, la aerolínea ya anunció que se planteaba la supresión de 900 empleos, sobre un total de 13,000 asalariados.

Para el sindicato USO, Ryanair "lo que realmente está haciendo es desmantelar las bases en España, porque aplicar la legislación laboral española les sale más caro que contratar a nuevas tripulaciones a través de otras empresas donde las condiciones son más precarias".

"¿Cómo se explica que el mismo día que anuncias a tus trabajadores el cierre de bases se publiquen ofertas de trabajo para Laudamotion [filial austríaca de Ryanair] en Madrid y Barcelona?", denunció el sindicato.

Los representantes del personal de cabina de Ryanair en España presentaron un preaviso de huelga de diez días en septiembre, para protestar precisamente contra el cierre de bases.

El caso español no es el único. Los pilotos de Ryanair en Reino Unido e Irlanda anunciaron huelgas en agosto o septiembre para protestar por sus condiciones de trabajo y en particular salariales.

erp