Hace más de tres años, Rotoplas se volvió una empresa pública y llevó al mercado de valores de México una nueva propuesta de inversión basada en las soluciones y en el cuidado del agua, uno de los recursos vitales que amenaza con su escasez.

En su debut en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) -el 10 de diciembre de 2014- la emisora vendió en 29 pesos cada acción, hoy sus títulos se intercambian en 26.71, registrando una minusvalía de 7.9 por ciento.

“Nos hicimos públicos porque estamos en un sector nuevo de la industria global del agua, un sector que empieza a tener nuevas manifestaciones a nivel mundial”, dijo en su momento el vicepresidente de Administración y Finanzas, Mario Romero.

“Cada vez somos más en este mundo, a medida que tenemos más poder adquisitivo consumimos más agua, directa e indirectamente, y la migración a zonas urbanas está siendo desproporcional, lo que genera más consumo y es ahí en donde Rotoplas encuentra su inserción”, sostuvo.

Rotoplas, que empezó vendiendo tinacos, dirige sus esfuerzos para capitalizar esta oportunidad de mercado que crece alrededor de 2.5 veces más rápido que la economía mundial.

“Nosotros le apostamos a que el mundo va a tener que moverse a soluciones descentralizadas. Lo que buscamos es que la gente cada vez sea más autosuficiente con el almacenamiento, cuidado y reciclaje del agua”, dijo Romero.

“Estamos sumando 77millones de personas cada año a la población mundial y el consumo está creciendo dos veces y medio más rápido que la población mundial. Del lado de la oferta estamos empezando a tener ciertas problemáticas”.

Para la emisora de la BMV, su estrategia es aprovechar las oportunidades dentro del negocio de las soluciones urbanas de agua, explotar su red de distribución para introducir los productos que desarrollan en México a otros países Productos o servicios que pueden ser atractivos en países en donde han construido su marca. y seguir aumentando su presencia en Estados Unidos.

Para ampliar su negocio en la Unión Americana recientemente adquirieron una plataforma de e-commerce, para sumarse al retail digital en Estados Unidos y actualmente cuentan con más tres fábricas, lo que les dará amplio campo de crecimiento.

“En Estados Unidos una vez que terminemos de afianzarnos en el tema de almacenamiento iremos llevando otras soluciones de negocio”, dijo.

En los 20 años últimos Rotoplas ha crecido su capital contable 20% de manera anual compuesta. “Hemos logrado crecer consistentemente en los últimos 20 años, crecido a una tasa anual compuesta del 12%, tanto en ventas como en Ebitda”, puntualizó.

 

Opera en 14 países en América Latina, 25,000 puntos de venta, ventas últimos 12 meses es de alrededor de 6,500 millones de pesos. Tiene más 510 plantas de tratamiento de reciclaje de agua en la República mexicana, son el operador más grande de América en tratamiento y reciclaje de agua y número de plantas.

La compañía hace 20 años estaba solo en México, ventas por 500 millones de pesos, Ebitda de 70 millones de pesos. Hoy están en 14 países, ventas últimos 12 meses es de alrededor de 6,500 millones de pesos, con EBITDA de 1,020 puntos de venta,

“Hemos logrado crecer consistentemente en los últimos 20 años, crecido a una tasa anual compuesta del 12%, tanto en ventas y en Ebitda un poco más.

Este segmento es el retail en donde empezamos con los tinacos y otro segmento es agua como servicio que implica tratar, purificar y reciclar el agua inversión en capital para. Reducir la facturación del agua.

Rotoplas ha venido importando oportunidades de negocio de Mercado en el que nos hemos sabido posicionar en los últimos años.

En solución es individuales tres segmentos:, almacenamiento con tinacos, conexión tubos, medidores y válvulas de agua; mejoramiento que es purificación filtros, biodigestores y agua para servicio para zonas urbanas y autosustentables para zonas rurales.

Es difícil visitar cualquier estado de la República Mexicana y no encontrarse con alguna azotea de una vivienda o edificio con un “tinaco negro plástico”.

Desde hace 34 año, Rotoplas ha tapizado el mercado mexicano de tinacos que fueron reemplazando a los tradicionales depósitos para agua de asbesto.

Así la empresa mexicana comenzó a construir una marca que hoy traspasa fronteras, llegando a Argentina, Brasil, Perú y Estados Unidos. Uno de los negocios en donde está floreciendo son las plantas de tratamiento de agua para abastecer a centros comerciales, hoteles o tiendas de autoservicio.

Su objetivo es ser reconocida como una aliada en las soluciones de agua en casa, en los negocios y empresas.

Por ello, cada año destina el 1.5% de sus ventas para la investigación y desarrollo para poder ofrecer “soluciones que garanticen más y mejor agua”.