La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) registró en su reporte anual del 2019 un total de 84,133 vehículos asegurados robados, de los cuales se recuperaron 42%; además, un 60% de estos robos fueron cometidos con violencia.

Los estados que registraron una mayor incidencia de este delito fueron:

  • Estado de México con 22,781
  • Jalisco con 12,328
  • Ciudad de México con 9,336
  • Puebla con 5,533
  • Guanajuato con 4,711
  • Veracruz con 3,577

De estos estados, los municipios y alcaldías con mayor índice de robo de vehículos son: Guadalajara y Zapopan en Jalisco; la Ciudad de Puebla; Ecatepec de Morelos, Tlalnepantla de Baz y Naucalpan de Juárez en el Estado de México; Celaya en Guanajuato, Culiacán en Sinaloa e Iztapalapa y Gustavo A. Madero en la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, Recaredo Arias, director general de la AMIS, habló sobre los vehículos más robados en el país, los cuales según el reporte fueron:

  • Pickup Nissan NP300
  • Nissan Tsuru
  • Nissan Versa
  • Chevrolet Aveo
  • Tracto-camión Kenworth

El director agregó que los vehículos más robados con uso de violencia son los denominados SUV, donde destacan Kia Sportage y Mazda CXS; también se encuentran en la lista los sedanes Volkswagen Vento, Nissan Sentra y Kia Rio.

Recaredo Arias destacó las cinco marcas más buscadas por los delincuentes donde figuran: Nissan con 24.7%; General Motors con 12.8%, Volkswagen con 9.16%; Chrysler con 5.84% y Ford con 5.76 por ciento.

El reporte anual de la AMIS señaló que cuatro de cada 10 vehículos robados se encuentran estacionados, las submarcas com mayor porcentaje son: Nissan Tsuru; Italika 111-250 CC; Nissan Estacas; Nissan Sentra y Honda 111.250 CC. En cuanto a las motocicletas, se registró que las unidades más plagiadas son: Italika 111-250 CC; Honda 111.250 CC y la Yamaha 111-250 CC.

El director general destacó también el robo de unidades de transporte de mercancía, que en el 2019 registró un total de 10,750 y, además, señaló a los estados de Puebla y Veracruz como los lugares donde hay más incidencia de estos robos. Añadió que anteriormente el robo de camiones figuraba principalmente para el transporte de combustible hurtado; sin embargo, la tendencia cambió y ahora los delincuentes se inclinan por el robo de mercancía.

Al cuestionar sobre el costo total de este crimen, Recaredo respondió que en el 2019 hubo un incremento de 1,000 millones de pesos de costo comercial respecto al 2018, donde se registró un valor de 19,000 millones de pesos.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México existe un parque vehicular de 42 millones, de los cuales la AMIS reportó que sólo 13.8 millones se encuentran asegurados.

El gerente de Autos de la AMIS, Carlos Omar Jiménez, destacó que el total de los vehículos robados, tanto asegurados como no asegurados, fue de 184,000 durante todo el 2019.

kg