Tras implementar su apertura en el comercio internacional, México requiere elevar la competencia interna de sus industrias, recomendó Pascal Lamy, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Para beneficiarse plenamente de la apertura comercial, México debería seguir promoviendo y aplicando políticas encaminadas a simplificar los trámites comerciales, así como a mejorar la competencia y la competitividad de las industrias nacionales , opinó Lamy.

El directivo dijo que México ha sido pionero en la integración de sus empresas en cadenas de producción mundiales, en busca de generar cada vez más valor añadido.

La expansión de las cadenas de producción mundiales significa que la mayoría de los productos es ensamblada a partir de insumos procedentes de numerosos países. Es decir, añadió, los productos son hechos en el mundo , más que en México, Estados Unidos o Brasil.

El contenido de insumos importados en los productos de exportación ha aumentado de 20% hace 20 años, a 40% en la actualidad.

Si se emplea el comercio en productos intermedios como medida de estas cadenas de producción, se puede decir que se ha incrementado hasta representar 60% del comercio mundial de mercancías.

Esto significa que hoy en día la competitividad de una empresa no sólo depende de su propia productividad, sino también de la competitividad de sus proveedores, del acceso a los servicios y de la existencia de infraestructuras eficientes , dijo Lamy en un artículo publicado en el libro Reflexiones sobre la política comercial internacional de México 2006-2012, coordinado por Beatriz Leycegui.

Para que el comercio pueda conducir al crecimiento, al desarrollo y a la creación de empleo, Lamy expuso que también es necesario que vaya acompañado de políticas internas en materia de educación, innovación o infraestructura.

Según Lamy, la competitividad de las mercancías está cada vez más vinculada a la del sector de los servicios. Significa, asimismo, que las importaciones cuentan tanto como las exportaciones, contrariamente a la opinión mercantilista.

Pero también significa el daño que pueden causar políticas proteccionistas. Todo esto hace necesario reflexionar sobre el diseño de las políticas comerciales y la adopción de políticas internas , dijo.

[email protected]