La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de Información en los Hogares (ENDUTIH), que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es un insumo fundamental para tomar decisiones de política pública y evaluar sus resultados, no contar con ella resulta “muy preocupante”, de acuerdo con María Elena Estavillo, comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Agregó que dejar de contar con los datos que arroja la ENDUTIH, ya sea total o parcialmente, es muy preocupante pues se trata de información que el IFT utiliza para analizar la evolución del mercado, el acceso de las personas a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), las modificaciones en los hábitos y, también, las brechas en acceso a las TIC respecto de distintos grupos de la población.

Tras no obtener los recursos presupuestales que solicitó para este año, el Inegi realizó ajustes en proyectos de información; entre los proyectos con financiamiento externo que resultaron afectados  o cancelados con el recorte presupuestal está la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de Información en los Hogares.

María Elena Estavillo destacó que esta encuesta está financiada por recursos del Inegi, pero también del IFT y SCT, gracias a lo cual ha crecido en su alcance en los últimos años.

Respecto al IFT, dijo a El Economista: “todavía no hemos decidido sobre los proyectos, pues estamos en el proceso de autorizar nuestro plan anual de trabajo, lo que debe ocurrir muy pronto”.

Sin embargo, Alfonso Hernández Maya, titular de la Coordinación General de Política del Usuario, comentó: “Sí hubo estudios y proyectos que con el recorte presupuestal tuvimos que dejar de lado”.

Dio como referencia que estaban programados cursos de alfabetización para usuarios al interior de la República, focalizados en usuarios con discapacidad, de la tercera edad y niños, y “esto lo vamos a reducir”.

En la parte de encuestas, “afortunadamente no vamos a tener problemas, el resto de los estudios es el que se hace en casa y no tendrá afectación presupuestal. Cuantitativamente aún está definida la afectación, aunque en el Programa Anual del Instituto se podrá identificar cuáles y cuántos proyectos dependen de la suficiencia presupuestal”.

Jorge Fernando Negrete, director de Mediatelecom Policy&Law, comentó: “Es muy grave y es un retroceso no tener herramientas de medición en términos de política pública”.

En materia de política digital, dijo, “es peor”. No poder contar con una herramienta como la ENDUTIH es un retroceso a un trabajo que se venía haciendo bien, es una de las mejores herramientas, incluso en Latinoamérica. Comentó que una opción podría ser que la misma industria ayude a financiarla.

Detalló que el IFT ya había trabajado en forma transversal para generar indicadores, pero también le “pegará” a la forma de trabajar y verificar del Instituto. Dijo que a la industria le conviene conocer el mercado de la conectividad, pues resulta una oportunidad para atender áreas no atendidas. “Para este gobierno, con pretensiones de cobertura universal, no tener información estadística lo dejará lejos.

“Las instituciones deberán dar incentivos a la industria para rescatar esta medición. Quien debería estar preocupada es la SCT porque desarrolla política pública, el IFT genera la política regulatoria”, dijo.

Sistema soy usuario

Telefonía móvil lidera en quejas ante el IFT

Entre julio y septiembre del 2018, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) recibió 5,855 inconformidades, de las cuales se dio solución a 90%; el servicio de telefonía móvil fue el más reportado con un total de 2,670 inconformidades, equivalentes a 45.6%, la combinación de telefonía fija y televisión de paga fue la menos reportada, con un total de 12 inconformidades, es decir, 0.20 por ciento.

La Ciudad de México reportó el mayor número de inconformidades, con 25.5% del total, seguido por el Estado de México, con 21.7%, y Jalisco, con 9.3% del total.

De acuerdo con el tercer informe del Sistema Soy Usuario 2018, 4,212 folios, equivalentes a 71.94%, fueron resueltos; mientras que 1,327 (22.66%) se encuentran en proceso, 229 fueron cancelados por duplicidad o por los propios usuarios (3.91%) y 87 inconformidades se desecharon por falta de seguimiento del interesado (1.49 por ciento).

Alfonso Hernández Maya, titular de la Coordinación General de Política del Usuario del IFT, destacó que herramientas como Soy Usuario han empoderado a los usuarios, hecho que obliga a las empresas a ser más eficientes en sus servicios. Comentó que cada tres meses, desde el 2015, se realizan encuestas a nivel nacional para identificar patrones de consumo, niveles de satisfacción, entre otros, que permiten cruzar la información de los usuarios y la de los operadores.

En el 2017, el IFT puso en operación el portal de usuarios que ofrece herramientas e información orientadas al empoderamiento de los consumidores. En él, por ejemplo, se pueden monitorear los aspectos más relevantes de un proveedor de servicio de telecomunicaciones: ver si tiene buena cobertura en alguna colonia en específico o incluso hacer cálculos respecto del consumo en datos.

[email protected]