En los últimos dos años, el mercado del pool de rentas ha crecido de manera importante.

En entrevista con El Economista, Jaime Flores, director de Kiva, dijo que los clientes han entendido el negocio, ya que tienen un riesgo menor, una plusvalía mucho más controlada y, sobre todo, la posibilidad de que en el largo plazo, ya cuando tu inmueble está consolidado, puedes descontarlo o venderlo, si es lo que quieres, ya que el inversionista tiene el control.

“Kiva realiza proyectos de uso comercial o uso mixto, así como desarrollos industriales, y los comercializa con un modelo de inversión en pool de rentas, lo que significa que cada inversionista adquiere cierto porcentaje del desarrollo, como un socio”, indicó.

Jaime Flores consideró que el sistema de pool de rentas ha democratizado la inversión inmobiliaria.

La mayor parte de sus proyectos se localizan en el área metropolitana de Guadalajara (AMG) y en Querétaro, con una proporción aproximada en metros cuadrados de 50% cada una.

En total son 982,468 m2 construidos y/o en proceso de construcción, distribuidos en 31 proyectos en el AMG, 7 en Querétaro y 2 en Tepic.

Inversionistas

El directivo de Kiva mencionó que, del monto total de la participación de proyectos, 10% de los inversionistas genera 80% de la inversión, “es decir, hay pocos inversionistas que financian cantidades muy fuertes y un gran número de inversionistas que contribuyen desde 1 millón de pesos, que es nuestro nivel de aportación mínimo”, dijo.

Explicó que el modelo de negocios es por proyecto. “Hay algunos inversionistas a los que les gustan diversos proyectos inmobiliarios y así diversifican su patrimonio”, refirió.

Refirió que del primer proyecto que desarrollaron, 50% de esos inversionistas son reincidentes. “El comportamiento depende del proyecto, pero los que invierten en corto plazo, para nosotros es un par de años. Inmediatamente cuando se empiezan a generar las rentas, y empiezan a cobrar vuelven a invertir.

“El perfil de nuestros inversionistas es un recurso patrimonial y ese excedente lo refugian en el bien raíz, pero en el bien raíz comercial, oficinas y parques industriales”.

Los desarrollos que Kiva construye cuentan con el respaldo de marcas como La Comer, Oxxo, Starbucks, Burger King, Station 24, Office Depot, Movistar, Santander, BBVA, Banregio, Anytime Fitness, Smart Fit, Carl’s Jr., Telcel, Toks, Denny’s, BMW y Nissan, entre otros.

Volatilidad

Dijo que en tiempos de incertidumbre se vuelven una opción para los inversionistas, porque un bien raíz puede bajar la velocidad de la plusvalía, pero se revalora más en proyectos comerciales.

“Los participantes obtienen un rendimiento más la plusvalía, y cuando hay renegociación de contratos de renta los contratos son al precio de hoy, pero en el tiempo se renuevan los contratos, y se indexa la inflación. Al revisar los componentes y desarrollar un análisis a 5 años, los rendimientos rondan 16 y 18%”, concluyó.

[email protected]