La Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés) y legisladores demócratas acelerarán las negociaciones sobre el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en las próximas dos semanas, afirmó Richard Neal, presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja estadounidense. La “intensidad” de las conversaciones durante las próximas dos semanas “va a ser realmente importante”, comentó Neal a periodistas el viernes, luego de que ese mismo día recibiera “favorablemente” contrapropuestas de Robert Lighthizer, titular de la USTR, sobre las demandas de los demócratas relacionadas con el T-MEC.

Las preocupaciones de los demócratas se pueden resumir en cuatro puntos: asegurar el cumplimiento de la legislación laboral; fortalecer las reglas de protección al medio ambiente; fortalecer los derechos de los trabajadores, y disminuir el periodo de exclusividad para datos de patentes biológicas.

La Cámara de Representantes entrará en receso el viernes durante dos semanas, y se espera que las negociaciones sobre el T-MEC continúen durante la presente semana, el receso y después del mismo, al tiempo que paralelamente se prosigue con el inicio de un posible juicio político contra Trump.

Neal lidera el grupo de trabajo asignado por Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes, para resolver las preocupaciones del Partido Demócrata con respecto al T-MEC. A su vez, el Comité de Medios y Arbitrios tiene preponderancia en las negociaciones de acuerdos comerciales internacionales.

“Esperamos que entonces cuando regresemos podamos ver la línea de gol”, dijo. Los nueve demócratas de la Cámara encargados de asegurar los cambios del T-MEC se reunieron con Lighthizer el viernes. Lighthizer presentó una contrapropuesta al grupo demócrata sobre el proceso del proyecto de ley de implementación del T-MEC, y los legisladores le entregaron después otra contrapropuesta. “Hemos llegado a un acuerdo sobre un par de cuestiones importantes”.

[email protected]