Empresarios del sector automotriz en México calificaron como inaceptable la propuesta estadounidense de contabilizar salarios superiores en la regla de origen automotriz, puesto que contaminaría toda la negociación del TLCAN 2.0 y, adicionalmente, crearía un efecto anticompetitivo para la región de bajo costo, que es México.

La inclusión de salarios superiores en la regla de origen automotriz es “perversa”, pues la metodología actual ya incorpora el valor de la mano de obra, afirmaron empresarios.

“Actualmente, el costo de la mano de obra ya se encuentra incorporado en la regla de origen, por lo que agregar un factor más a la misma regla resulta muy complicado, no sólo de demostrar y, en su momento, de verificar, sino adicionalmente de un efecto anticompetitivo”, afirmó Arturo Rangel, vicepresidente de Comercio Exterior de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

El planteamiento de Estados Unidos con la nueva metodología en la regla de origen automotriz, que contabilizaría los salarios equivalentes a 15 dólares por hora para el contenido de valor regional de un automóvil, tendría un efecto cascada en contra de la industria, que afectaría negativamente a todo el entorno.

“Eso sí no lo podemos aceptar, los salarios superiores no están anclados a una metodología de contenidos de origen, es absurdo”, dijo Rangel.

A penas la semana pasada, Robert Lighthizer, representante de comercio de Estados Unidos, mencionó que declinaría a la propuesta de imponer 50% de contenido estadounidense a la regla de origen de vehículos que actualmente opera en 62.5%, lo cual reflejaba una buena señal para avanzar durante la octava ronda en Washington, pero “con el nuevo planteamiento contaminaremos el resto de la negociación”, abundó el empresario.

“En lugar de ayudar en el ánimo de las negociaciones para destrabar los puntos críticos, lo único que refleja el gobierno de Donald Trump es su intención de poner más resistencias a lograr una negociación próspera del TLCAN”, dijo.

El salario nominal en la industria de manufacturas en México es de 2.3 dólares la hora, frente a los 21.34 en Estados Unidos y 25.96 dólares en Canadá e incorporar un salario de 15 dólares la hora a la regla de origen automotriz sería complicado, adujo.

Cada región posee un país o varios de bajo costo para ser competitivos, así que, a lo largo de estos años, México se colocó como la respuesta a la necesidad de la industria de bajar sus costos en Norteamérica.

Tras la quiebra de empresas en EU, se originó que las armadoras fijaran su atención a defender su mercado local del avance de las armadoras asiáticas y europeas, para lo cual se trasladó un gran número de ensamble a México, que lo convirtió en el principal productor automotriz de bajo costo de toda la región.

Nuestro país era considerado de bajo costo para la manufactura, pero, a raíz de la instalación de fábricas automotrices de todo tipo de origen, ha llevado a lograr una excelente mano de obra de alta calidad y estamos desarrollando más ingenieros en tiempos más cortos que en cualquier otro país.

[email protected]