Tras el confinamiento para contener al Covid-19, las ventas al por menor siguen recuperándose, pero a un menor ritmo. En julio el índice de ingresos del comercio minoristas en México creció 5.5% en comparación con junio, mes en el que se expandieron 7.8% respecto de mayo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

El avance de julio dejó al indicador 12.7% abajo en comparación con el nivel de julio del 2019, variación que resulta menor a la de junio (-17.2%), mayo (23.4%) y abril (23.7%), siendo este último mes el peor para las ventas minoristas cuando menos desde el 2008.

“Los datos de julio muestran que la recuperación en el consumo del país es frágil pues, aunque hay sectores con fuertes crecimientos, varios de ellos están asociados a que este fue el primer mes de reapertura generalizada para algunos negocios minoristas”, dijo el Grupo Financiero Monex en un reporte.

De acuerdo con Monex, la dinámica del índice en julio fue inferior a la anticipada por el consenso del mercado, que esperaba una expansión mensual de 5.9 por ciento.

Los segmentos comerciales mejor comportados de acuerdo con sus variaciones mensuales en ventas, fueron el de textiles, ropa, calzado y accesorios, con un crecimiento de 42.6%; papelería, con uno de 17.5%; enseres domésticos reportó un alza de 15.5%, mientras que la rama de cuidado de la salud creció 10 por ciento.

empresas@eleconomista.mx