Mientras las pensiones están en juego para algunos trabajadores, otros disfrutan de los beneficios de pertenecer a una empresa del Estado mexicano, que lejos de tener modificaciones en sus sistemas de jubilación, disminuyen la edad para recibir el beneficio de la pensión, dijeron especialistas.

Así se encuentra el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), quien enfrenta una complicada revisión contractual con Teléfonos de México, pues han pedido eliminar la cláusula 149 del CCT, referente a la jubilación de los telefonistas de nuevo ingreso.

En tanto, el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) logró restaurar su sistema de pensiones para beneficio de todos los trabajadores; sin embargo, se deberá elaborar un nuevo contrato para los trabajadores de confianza, quienes reciben los mismos beneficios del contrato colectivo de los trabajadores sindicalizados.

Isaías González Cuevas, dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), comentó que trabajan de manera conjunta con varias organizaciones sindicales para presentar una propuesta que contribuya a mejorar las pensiones de la mayoría de los trabajadores, quienes no cuentan con esquemas especiales de jubilación.

“El tema de las pensiones en nuestro país es un asunto pendiente en la agenda nacional, que con insistencia hemos pedido su revisión, con el fin de actualizar el sistema que las rige a las condiciones de la vida actual. Actualmente existe el riesgo de que, no solamente muchos trabajadores obtengan pensiones inferiores a un salario mínimo en los próximos años, sino que también muchos de ellos puedan quedarse, literalmente, fuera del sistema de ahorro para el retiro. Nosotros hemos planteado que el sistema actual se lleve a una discusión integral, plural y suficiente que lo actualice de acuerdo con objetivos muy concretos”, dijo en entrevista.

Destacó que el principal objetivo debe ser, sin duda, garantizar la pensión justa y suficiente para los trabajadores; no nos oponemos a que, por el volumen de los recursos captados, estos se puedan invertir para que produzcan beneficios, siempre y cuando, los rendimientos y las utilidades que se obtengan de dichas inversiones, se repartan debidamente y garanticen las pensiones de los trabajadores.

Por su parte, el especialista laboral, Ricardo Martínez Rojas, expuso que no está en duda que, en casos de sindicatos con esquemas propios de jubilación, se considere que es una conquista laboral; pero “hay esquema de pensiones -como el caso del Suterm, IMSS y Pemex- en donde se debe tener claro que no pueden ir al punto de hacer que quiebre la empresa, que vaya contra todas sus finanzas. Si tú le bajaras un 40% al sistema de pensiones de las empresas paraestatales, trabajarían con números negros, nada más de ese tamaño es el boquete”, concluyó.

kg