En los últimos años, hubo un crecimiento exponencial a nivel mundial de los espacios de business center y nuestro país no fue la excepción. Esta industria del espacio de trabajo flexible es un servicio tanto para emprendedores y FreeLancer como para grandes empresas y le compite con vigor a los espacios de oficinas tradicionales.

“Las personas no sólo buscan un espacio, sino crear vínculos y establecer relaciones humanas que les permitan enriquecerse personal y profesionalmente compartiendo experiencias y conocimientos” afirmó Ximena Munguía, Coordinadora de Marketing de Jemil.

—¿Por qué el boom de business center y qué aporta al mundo autónomo?

—Hay que tener en cuenta que los sistemas productivos ya no funcionan de la misma manera que años anteriores: la crisis económica y la fatiga de los modelos precedentes han cambiado los modos y maneras de trabajar. Muchos de nosotros vivíamos bajo el rígido horario laboral, bajo la rutina de tener un mismo lugar de trabajo asignado y hemos pasado bien por fuerza (la mayoría) o por convencimiento hacia la vida de los autónomos, hacia el trabajo de freelance, en el que uno es dueño de su tiempo y de sí mismo, comentó Ximena Munguía, Coordinadora de Marketing y RP de Jemil. En los Estados Unidos alguien lo entendió a la primera: hacen falta espacios colaborativos para trabajadores auto empleados.

Lo que se vino a llamar business center. Y los autónomos comenzaron a ir a sus oficinas, cada uno en su propio mundo y proyecto, independientes, pero compartiendo costes y a veces incluso proyectos. En Jemil los autónomos, además de tener un espacio, también se benefician de una ayuda personalizada y de una comunidad multidisciplinaria que nutre proyectos, servicios y agendas de contactos.

—¿Cómo definirías el espacio de trabajo en Jemil?

—Nos esforzamos en hacer de este espacio un lugar donde todos nos encontremos a gusto y, además de trabajar, nos quedemos con la sonrisa en la cara. Y no es sólo porque los expertos afirman que es la clave para ser más productivos, sino porque hemos comprobado que se crea un ambiente contagioso de buenas vibraciones. Jemil es un espacio de trabajo cálido, hogareño y con confort. Un espacio que respeta zonas de trabajo con zonas de relax.

—El mundo del business center ¿es una moda con fecha de caducidad o se implantará fuertemente en México?

Creemos que desafortunadamente una buena parte de las oficinas tradicionales van a desaparecer y el business center será una tendencia que se implantará fuertemente.

Si los espacios son vivos existirán siempre y van a transformar el panorama porque las grandes empresas por cuestión de estructura no son tan ágiles para estar al día. Creo que pequeñas empresas y los autónomos se van a transformar en ámbitos de conocimiento muy concretos que van a alimentar a grandes compañías.

—¿Qué busca un profesional que desea trabajar en un espacio como el de Jemil?

Por nuestra experiencia, creemos que buscan, por un lado, que todas las necesidades básicas estén cubiertas: internet, luz, mobiliario, precios accesibles… un entorno de trabajo adecuado a sus necesidades. Por otro lado, también se valora mucho el número de personas que hay trabajando en el espacio. Al fin y al cabo, es importante poder interactuar con otras personas para que el entorno sea los más heterogéneo posible.

—¿Cómo ves el futuro del nomadismo digital y el de Jemil?

Cada vez estamos dejando más de lado el pensamiento de tener/poseer, y comenzamos a invertir tiempo y dinero en otras cosas que merecen más la pena. Jemil ofrece la posibilidad de eliminar gastos importantes para una empresa y además te reporta beneficios como estar en contacto diario con otros empresarios, y abrir la mente a otras ideas.

Pienso que es realmente efectivo para empresas que empiezan o negocios que no funcionan con una tienda física, sino que lo hacen de forma online.

—¿Emprender o Aprender?

Considero que las dos cosas van de la mano y son inseparables. Nunca dejamos de aprender y nunca debemos de dejar de emprender.

—¿Qué es lo que más te gusta de Jemil?

El orden, la amplitud, el diseño y la imagen de sus espacios. Pero también destacaría la cercanía que hay con el resto de las sucursales, que es verdaderamente notoria, así como el trato que se nos da a todos, nos hacen sentir como en casa.

Me encanta la versatilidad que tienen la totalidad de espacios; cómo la recepción, el comedor, la sala de reuniones, etc.

Si tuviera que definir Jemil sería con estas tres palabras: Actual, versátil e indispensable.

—Tres cosas que son imprescindibles para ti en tu trabajo. ¿Qué debe tener tu “oficina” ideal?

El orden, la disciplina y la pasión. Mi oficina ideal, debe tener amplitud, orden, una óptima ubicación y la mejor imagen de cara a mis clientes, y en Jemil he encontrado claramente eso.

—¿Qué opinión tuviste la primera vez que conociste Jemil?

¡Mejor imposible! Y lo digo de corazón. Independientemente del espacio en sí, que hemos de decir que está decorado con mucho gusto, con un toque profesional, pero a la vez acogedor, limpio y donde encuentras todo lo necesario para tu óptimo desempeño laboral, hay que destacar el personal encargado de su gestión; siempre atento, flexible y brindándote su ayuda para que crezcas día a día profesionalmente.

—¿De qué manera ha influido Jemil en tu vida profesional?

Me ha permitido, sin duda, hacer crecer de manera exponencial mis conocimientos. He conocido a grandes profesionales, y excelentes personas de distintas ramas.

Debido al ambiente colaborativo que se respira tenemos acceso a profesionales de otras ramas empresariales. Conocer otros proyectos, hacer consultas, recibir ayuda de expertos que allí ejercen su labor, no tiene precio.

Por otro lado, a nivel personal, es muy satisfactorio poder ayudar a otros profesionales brindándoles ayuda y consejo sobre cómo aplicar cuestiones de nuestro sector en su día a día.

—¿Qué mensaje le harías llegar a las personas que están pensando en trasladar su empresa a un business center, pero aún no están decididas?

Que no lo duden más. Si realmente quieren dar un salto en su carrera profesional, instalarse en un espacio de estas características es la base necesaria para poder crecer personal y profesionalmente.

No solo hay que tener en cuenta el aumento de rendimiento, la concentración, la eficiencia en el trabajo. Favoreces las relaciones laborales y personales tan necesarias para ejercer cualquier profesión. Y si además tienes en cuenta el ahorro que supone con respecto a tener una oficina propia…no cabe duda alguna.

Creando comunidad

En el departamento de Marketing estamos haciendo cambios importantes y preparándonos para poder ofrecerle a nuestros clientes el mejor contenido en redes sociales, los mejores precios del mercado dada la situación, desde rentar 1 hora de sala de juntas en $130.00, compras en línea desde nuestra página web y muchas sorpresas más que estamos preparando para ustedes, mencionó Munguía.

También creemos que es importante que los 5 sentidos estén siempre presentes: olfato, vista, tacto, gusto y oído.

Estos 5 sentidos los van a poder desarrollar aún más al momento de entrar a cualquiera de nuestras 15 sucursales, desde nuestros muros con frases para que te inspires en tu día a día, hasta ricos snacks con bienvenida personalizada, y no olviden el delicioso aroma de nuestras oficinas.

Centro de Negocios Jemil es una proyección de futuro en el mercado inmobiliario. ¿Los motivos? Ximena señala que con el estallido de la crisis muchas pequeñas empresas o autónomos no pueden permitirse el alquiler de una oficina tradicional por el gasto que implica y deciden recurrir a este tipo de espacios flexibles con precios más ajustados.

Pero, además, las personas no solo buscan un espacio, sino crear vínculos y establecer relaciones humanas que les permitan enriquecerse personal y profesionalmente compartiendo experiencias y conocimientos. Es decir, crear comunidad. "El business center es, por un lado, el gran continente, que es la oficina flexible y los servicios que van asociados a la oficina, pero luego está el contenido, que son las empresas de profesionales que hay y ese dinamismo que generamos a través de actividades, eventos, formación y webinars que promovemos. Eso es un valor añadido intangible, pero que la gente reconoce y es una de las motivaciones que los lleva a estar en un sitio como éste", recalca.

Sin embargo, a largo plazo trabajar a distancia al cien por ciento no es una opción sostenible para muchas corporaciones, y aquí es donde entra el papel del espacio de trabajo flexible como una posible alternativa dentro de las nuevas medidas que seguramente las empresas adoptarán después de la crisis. Ximena apuesta por un “aumento del business center previsible.

“Nuestros espacios físicos son sólo una fracción de nuestra propuesta de valor, pues creemos también que el desarrollo de una comunidad virtual es esencial y por ello ofrecemos Oficinas Virtuales con todos los servicios incluidos y con una variedad de webinars, contenidos digitales y videollamadas ilimitadas para nuestros miembros”. Al contratar una oficina virtual, se tiene acceso inmediato a una extensa gama de direcciones y servicios incluidos sin necesidad de estar físicamente y poder trabajar desde donde quieras, concluyo Ximena Munguía, Coordinadora de Marketing de Jemil.