La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tiene entre sus retos delinear y poner en marcha a la brevedad políticas públicas que permitan aumentar la penetración de la banda ancha en el país, para evitar un estancamiento con relación a las acciones que han tomado otros países de América Latina.

Así lo señaló el director de Mediatelecom Policy & Law, Jorge Fernando Negrete, quien opinó que lo primero que tiene que hacer el nuevo titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, es un Plan Nacional de Banda Ancha.

Sin embargo, dijo este plan tiene que tener "objetivos a corto, mediano y largo plazo en donde se vea que el sector telecomunicaciones es un factor de desarrollo importante y poderoso".

Refirió que cada vez que surgen 1,000 líneas de banda ancha se crean 80 nuevos empleos y un incremento de esta tecnología de 10% impacta en 1.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

"Los beneficios que conlleva el impulso a la banda ancha son enormes y es que si juntamos todos estos elementos para lograr un aumento conjunto en la penetración de la banda ancha sería algo extraordinario no sólo para el sector sino para el país", comentó.

El directivo consideró que la administración pasada dedicó gran parte de su tiempo a litigios interpuestos por las empresas en contra de políticas sobre interconexión, licitaciones de espectro, o en discusiones sobre la regulación asimétrica, pero se dejó de lado la importancia de la banda ancha como motor de crecimiento social y económico.

"No existe una herramienta de transformación más poderosa que el Internet, si se pone la atención en temas como las tarifas de interconexión o regulación asimétrica sin poner énfasis en el crecimiento de la banda ancha no se va a avanzar".

En entrevista con Notimex, el analista dijo que otro punto prioritario para el nuevo titular de la SCT es la creación de un fondo de acceso universal a la banda ancha de cuando menos tres mil o cuatro mil millones de dólares, tal como lo han hecho países como Colombia y Brasil.

"Estas cantidades para el fondo son las que están utilizando Colombia o Brasil, y aunque México debería rondar en los ocho mil millones de dólares, un inicio así sería bueno, porque a donde no lleguen los operadores el Estado puede intervenir en áreas rurales para extender los servicios de telecomunicaciones".

Además, el funcionario tendría que contemplar la creación de una Comisión Nacional de Banda Ancha que logre distender el sector con objetivos claros para b ajar el nivel de litigiosidad y que integre representantes del Congreso, la industria y el gobierno.

"Otro gran punto para la agenda del secretario Ruiz Esparza sería la creación de una agenda digital transversal para la administración pública que coordine las políticas del sector, así como delinear una política integral de televisión digital".

MFH