La petrolera mexicana Pemex dijo el viernes que estima importar unos 3.5 millones de barriles de gasolina adicionales durante las próximas semanas, para compensar lo que dejó de producir en su refinería en Salina Cruz tras el incendio ocurrido la semana pasada.

NOTICIA: Declinación petrolera en el país continúa sin freno

La empresa prevé pedir alrededor de diez cargamentos extras en el periodo, a fin de garantizar el adecuado y oportuno suministro de combustibles en la zona por el cierre de la refinería de Salina Cruz, según un comunicado.

"Al respecto, las decisiones comerciales se irán ajustando de acuerdo con los avances en los trabajos de rehabilitación, la evolución de la demanda y las condiciones del mercado", dijo.

NOTICIA: Creció 50% desembolso de Pemex por gasolina foránea

La refinería en salina Cruz, en el sureño estado de Oaxaca, es la mayor de seis que tiene Pemex y cuenta con una capacidad de producción de 330,000 barriles por día

rrg