Petróleos Mexicanos (Pemex) contempla incrementar en 36% la producción de crudo en el campo más importante que opera bajo un contrato de producción compartida: Ek Balam, con lo que llegará a 68,000 barriles diarios de crudo en 2020 con una inversión de 1,167 millones de dólares.

Según lo aprobado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) en el plan de trabajo y presupuesto para este contrato de los campos que en conjunto miden 63 kilómetros cuadrados frente a las costas de Campeche, y que Pemex migró de asignaciones a un contrato de producción compartida sin socios, la estatal realizará el próximo año 12 perforaciones de pozos de desarrollo nuevos.

Además, realizará 12 terminaciones de pozos, cinco intervenciones mayores y ocho menores a los 27 pozos con los que hoy trabaja y obtiene una producción de 50,067 barriles diarios de crudo, misma que aumentó 37% en un año y representa 53% de la producción de los contratos en México y 3% de la extracción nacional.

Con la construcción de nueve ductos buscará así recuperar 25.1 millones de barriles de aceite y 6,080 millones de pies cúbicos de gas del área, llegando a una producción de 68,000 barriles diarios de crudo y 16,000 pies cúbicos de gas por día durante el próximo año. Sin embargo, la producción estimada en el plan de desarrollo original de la migración contemplaba que se llegaría a 90,000 barriles diarios el próximo año, meta que la petrolera estatal postergó para los siguientes dos años y que será el pico de producción del campo.

Es el contrato más grande de Pemex. Están esperando prácticamente duplicar la producción, serán más de 40,000 barriles diarios adicionales, es muy importante para la producción nacional”, dijo el comisionado Héctor Moreira en la 69 sesión extraordinaria del órgano de gobierno del regulador.

En la misma sesión, otro contrato de producción compartida: Santuario-El Golpe, resultado de una migración de una asignación de Pemex, que del régimen anterior de contrato de servicios dejó a la estatal con 64% de participación y a un socio, la inglesa Petrofac, con 36%, tendrá una inversión de 87.38 millones de dólares el próximo año, con tres perforaciones adicionales a los 41 pozos que hoy se operan en este campo terrestre de 153 kilómetros cuadrados ubicado en los municipios de Cárdenas y Comalcalco, en Tabasco.

Dichas inversiones serán 17% inferiores a las contempladas originalmente en el plan de desarrollo, ya que la operadora decidió diferir reparaciones mayores de pozos luego de eficiencias obtenidas en los trabajos de reparación realizados particularmente en el pozo denominado 601 del área. Así, se obtendrá una producción promedio de 11,338 barriles diarios de crudo y de 7,792 pies cúbicos por día de gas.

Santuario-El Golpe es el segundo contrato con mayor volumen de producción en el país, y con un incremento en la producción de 40% en un año representa el 12% de la extracción mediante contratos en el país.

Finalmente, la subsidiaria Exploración y Producción de la estatal petrolera presentó sus planes de exploración GTMV 04 estimaba inversiones por 4.21 millones de dólares para 2020, mismos que elevará para 5.08 millones de dólares gracias a que realizó cambios en sus planes de análisis del subsuelo aunque no contempla perforaciones sino reprocesados e interpretaciones de sísmica.

Además, en el área ASCS 13 de la Ronda 3.1, de 470 kilómetros cuadrados, Pemex postergó al 2021 actividades previas a la perforación del primer pozo en el área, con lo que pretendían gastar 4.74 millones de dólares, inversión que reducirán a 4.58 millones de dólares para el próximo año.

[email protected]