Pemex Exploración y Producción (PEP) determinó que PMI Norteamérica, en asociación con los astilleros gallegos Hijos de J. Barreras y Navantia, construirá los dos floteles que se requieren para la Región Marina Noreste. La inversión en los proyectos es de alrededor de 400 millones de dólares que deberán financiarse en un plazo de 10 años.

El contrato para la construcción de los floteles se firmará en los siguientes 20 días y las instalaciones deberán ser entregadas en un plazo no mayor a 30 meses. Se calcula que en la fabricación se requerirá la mano de obra de al menos 500 trabajadores de los astilleros.

La capacidad de cada uno de los floteles es de 600 trabajadores y servirán para incrementar la actual plantilla que consta de cinco instalaciones en la zona. Además de la construcción, la oferta incluye el suministro de los servicios habitacionales del flotel e incluso estarán en capacidad de apoyar en trabajos de reparación.

Según informó Pemex, de las 11 empresas o consorcios que se mantenían en la puja, únicamente siete calificaron a la última fase, que fueron: Grupo Eyva, Cotemar, Grupo R, Grupo 13, TMA y Mexiship, además de PMI, con lo que propuestas como la del otro consrocio español integrado por Dragados Offshore quedaron fuera.

El proceso, totalmente transparente y auditable, se realizó con estricto apego a las normas aplicables, y contó con la presencia de un testigo social , publicó ayer Pemex.

La licitación fue convocada por la Subdirección de Administración y Finanzas de PEP a través de la Gerencia de Suministro y Servicios Administrativos de Mantenimiento y Logística, con el fin de atender los requerimientos de la Subdirección de Mantenimiento y Logística de contar con una unidad habitacional marina movible que permita alojar a los trabajadores dedicados al mantenimiento y construcción de infraestructura en las diversas zonas marinas.

Este fallo se da a conocer con casi siete meses de retraso frente a la fecha original del proyecto, 2 de julio del 2013, cuando se pasó al 18 de septiembre del 2013, y luego tuvo varios aplazamientos, primero al 27 de noviembre, 6 de diciembre y 30 de diciembre.

Así, después de tres postergaciones de Pemex para emitir su fallo, la prensa española celebró esta adjudicación, ya que, según el gobierno gallego, significa una inversión de alrededor de 400 millones de dólares para su sector naviero y otorgará empleo a unos 3,000 obreros españoles en un lapso de al menos 30 meses.

[email protected]