La Secretaría de Energía tiene sólo 20 días para modificar la ley en torno a 52 asignaciones petroleras exploratorias, que son 57% del total que tiene Petróleos Mexicanos (Pemex) y que legalmente deberá quitarle ya que por segunda vez se venció el plazo para que la estatal probara que tiene capacidad técnica y económica para operarlas.

En la 45 sesión extraordinaria del órgano de gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) hubo polémica que derivó en el voto negativo del comisionado Sergio Pimentel ante la modificación del plan exploratorio para el campo terrestre Tesehoacán, en Veracruz, donde Pemex todavía compromete inversiones por hasta 19.277 millones de dólares en los próximos cuatro años, en una asignación que podría ser cancelada en breve.

“Hemos votado diversos planes de autorizaciones de pozos pero en nuestra resolución queda explícito que exista una asignación vigente”, aclaró antes de la aprobación de este nuevo plan exploratorio la comisionada Alma América Porres, “si ya no hay una asignación vigente, nuestro voto queda invalidado”.

Tras esta discusión, se aprobó igualmente la perforación del pozo Pox 101 AEXP en la asignación Amoca-Yaxche, en aguas someras frente a las costas de Tabasco, que significa una inversión de 56.447 millones de dólares y que al ser una perforación auxiliar a la aprobada por el regulador, no requirió autorización inicial pero el día de hoy sigue en actividades y que por tanto rebasará el plazo de la vigencia de la asignación.

“Hoy sabemos que de manera irremediable van a rebasar el plazo, antes existía la duda, pero a diferencia de los anteriores, hoy sabemos que el operador, Pemex Exploración y Producción, va a rebasar el plazo y de ahí viene mi voto negativo para el primero de estos planes”, justificó el comisionado Sergio Pimentel. Al ser un trabajo ya iniciado, el comisionado Pimentel votó a favor de continuar con los trabajos del pozo en Amoca-Yaxche.

Sin embargo, Pemex tiene además por lo menos otros dos pozos aprobados por la CNH que rebasarían el plazo de la vigencia de la asignación: uno que se perforará del 17 de agosto al 25 de diciembre y otro del 10 de agosto al 11 de octubre. La legislación prevé que si existen actividades e inversión ejercida, éstas deberán continuar como una excepción.

Plazos legales

El próximo 27 de agosto vence el plazo de la segunda prórroga que Pemex solicitó para acreditar sus posibilidades de conservar 91 asignaciones exploratorias, mismas que le fueron otorgadas en la Ronda Cero hace cinco años con la condicionante de realizar un programa mínimo de actividades que por la situación económica de la empresa ha sido imposible cumplir.

En 2014 se estableció un plazo máximo de tres años en que la empresa debía demostrar que podía conservar estas asignaciones, o serían devueltas al Estado para ser colocadas, en rondas de adjudicación de contratos. En 2017, Pemex solicitó una prórroga de dos años más, luego de las condiciones financieras globales que enfrentó la petrolera a partir de entonces, con las caídas del precio internacional del petróleo y los recortes presupuestarios que sufrió durante los dos años siguientes.

En las condiciones para conservar las áreas se estableció que se debe demostrar que se llevan a cabo actividades de por lo menos 80% de los compromisos mínimos de trabajo en cada asignación, o que se realizó por lo menos un descubrimiento geológico, situación en la que no se encuentran 52 asignaciones.

Para la acreditación de los trabajos en estas asignaciones exploratorias, la petrolera estatal se quedará 76 pozos por debajo de los compromisos mínimos establecidos en los programas de trabajo, según el regulador.

En la Ronda Cero, la estatal recibió 108 asignaciones de exploración de las cuales tres recibieron la suspensión por amparo en Coahuila y dos migraron a contratos el año pasado; por tanto, el sexto transitorio de la reforma constitucional en materia energética determinó que la estatal contaba inicialmente con tres años para acreditar un compromiso mínimo de trabajo en 103 asignaciones.

[email protected]