Moda o tendencia, lo cierto es que el mercado de pañales ecológicos se abre paso en el segmento de las jóvenes mamás mexicanas, quienes además de ahorrar de manera sustancial en el consumo de pañales para el cuidado de sus bebés, les representa una fuente de ingresos, sin salir de su casa.

Este modelo de negocio es e-commerce, el cual genera mamás emprendedoras, quienes se inician como consumidoras y después migran a las ventas. Este proceso de emprendimiento se da mediante una caja de ahorro que les ayuda a pagar de manera segura el paquete de pañales que necesitan para su consumo o venta, desde su hogar. Desde su smartphone compran, apartan, pagan, venden y finalmente el producto les llega a su domicilio. Incluso se activan en la reventa de pañales ecológicos usados “segundas pompas”. 

Facebook, medio natural de venta

Este mercado de pañales ecológicos ha convertido a la red social Facebook en el medio de venta natural de este producto, pues facilita con la creación de comunidades digitales, el medio de comunicación de las jóvenes mamás.

En México, Facebook es el medio por excelencia en donde proliferan comunidades que comercian, compran, usan y venden pañales ecológicos. “Una persona que ya usó este tipo de pañales los recomienda a su amiga y la incluye al grupo”, que a la postre descubre que les genera ventas: comparten un estilo de vida e identidad.

En nuestro país, https://fluffyholica.com/ es la tienda online que lidera del mercado: posee un amplio catálogo de pañales reutilizables y accesorios, a través de la venta directa en e-commerce, comercio que se auxilia con el esquema de caja de ahorro. Está tienda está presente en Facebook a través de un hiperactivo grupo.

Reducen su huella de carbono

Los pañales ecológicos, a diferencia de los desechables que son hechos con fibras sintéticas derivadas del petróleo, reducen de manera sustancial su huella de carbono, por lo que son aliados del cuidado del medio ambiente, también de la piel de los bebés. 

Los pañales ecológicos se hacen con tela de bambú, el cual es cien por ciento biodegradable, una invención occidental. Aunque hay empresas que los producen en México, la mayoría de los pañales ecológicos se importan de Estados Unidos.

De acuerdo con datos de empresas productoras de pañales desechables, éstos representan el 4% de los desechos sólidos de un país, en tanto que en una familia con un bebé, los pañales aportan el 50% de los desechos domésticos.

Según datos de la investigadora Jessica Alejandra Toledo Flores “en los 3 primeros años de vida, un bebé usa alrededor de 5,000 pañales. Un pañal desechable común tarda 300 a 400 años en descomponerse, por contener materiales derivados del petróleo, como polipropileno, polietileno, elásticos, adhesivos y plásticos, mientras que los ecológicos se degradan a los 3 o 6 años. En México se desechan anualmente 5,000 millones de pañales.

En suma, el mercado de pañales ecológicos se opera en el e-commerce puro, —se compra en línea y se envía por paquetería—, ya sean ediciones limitadas con estampados (print) o a través de la reventa de pañales usados americanos. La vida útil puede ser de más de 5 años, pues el mismo pañal puede ser usado por otros niños y con múltiples aplicaciones: de uso diario, para nadar, entrenadores para dejar el pañal, entre otras opciones de uso. 

Ser eco-amigable es una de las cualidades de los pañales hechos con bambú, un recurso ecológico y sostenible. Es cien por ciento biodegradable. Es resistente, antibacteriano y antibiótico, lo cual evita malos olores y el desgaste de las telas. Es absorbente, además de fresco en temperaturas cálidas y caliente en climas fríos.

Fluffyhólica también distribuye en México dos marcas de mamás mexicanas que viven en Estados Unidos, lo cual ayudó a internacionalizarlas: Noble Bebé y Beardugo Babies

El empresario Alberto Sánchez es el consultor de Fluffyhólica, en mercadotecnia digital: e-commerce y SEO, asesoría que incluye al sitio de Internet, base de datos del catálogo, manejo de inventario, procesadores de pago, capacitación de los operadores de la tienda digital y capacitación en el uso de paquetería.