Nissan Mexicana invirtió 93.3 millones de dólares para la producción de las nuevas versiones de las pick up Frontier 2021 y la NP300 en la planta de Cuernavaca, Morelos (Civac), modelos a los que destinó el 44% de esta inversión en diseño y tecnologías de seguridad, informó Gerardo Fernández, director de ventas de la automotriz japonesa.

“Fue una gran inversión que refrenda el compromiso que tiene Nissan en México. La primera planta fuera de Japón en México fue Civac Morelos y hoy orgullosamente fabrica las pick up”, destacó el directivo.

En entrevista con El Economista, Gerardo Fernández explicó que de la inversión de los 93.3 millones de dólares, el 20% se dedicó al acondicionamiento de la línea dos de producción de la planta de Civac, ya que es una camioneta orgullosamente producida en México con ingeniería japonesa. Mientras que el 36% del monto fue destinado en herramental para la proveeduría necesaria y el 44% restante se destinó al diseño a la tecnología de seguridad, tanto para NP 300 como para Nissan Frontier.

Dicha inversión forma parte de la evolución de la que Nissan emprendió desde el 2019 para la renovación de su flotilla e impulsar las ventas, que comenzó como Altima, le siguió con Maxima, Versa, Sentra, y ahora las pick ups NP 300 y la Frontier 2021.

El directivo de Nissan sostuvo que la NP300 y Frontier son el legado y el ADN de Nissan Mexicana y, actualmente representan el 58% de participación de ventas en el segmento de pick ups y el 25% de la venta total de la marca en México. Es decir, uno de cada cuatro vehículos vendidos por Nissan es una NP300. Si esta pick up fuera una marca de vehículos, se posicionaría en el lugar 6 del ranking nacional.

El pasado 7 de noviembre la marca japonesa lanzó el producto y se comenzó la preventa con 1,100 apartados, con el estimado de 700 unidades, pero la venta general dio inicio la semana pasada, lo cual es un indicativo de que “nos irá muy bien”, sostuvo.

Respecto al financiamiento, el director de ventas de Nissan reportó que de enero a diciembre la financiera NRFM colocó 115,022 contratos para otorgar créditos de autos nuevos, lo que contrasta con los 133,262 que hubo en el 2019, derivado del impacto de la pandemia por el Covid-19.

“En su totalidad, el volumen de contratos activos al cierre de diciembre 2020 es de 541,220 unidades, e históricamente (con 16 años de servicio de la financiera) se han colocado más de 2 millones de contratos”, resaltó.