Barcelona, España.- Cuando Nike visualiza el futuro de sus productos con tecnologías digitales integradas, va más allá de una pulsera inteligente que mida signos vitales, registre distancias y tiempos, o de una aplicación para teléfonos móviles. Para la firma estadounidense, creadora de ropa y artículos deportivos, el futuro está fuera de las pantallas.

Lo que creo es que el futuro está en los dispositivos sin interfaces, pero me refiero a tecnologías que no están gobernadas por pantallas. Puedes pensar en atletas en movimiento que no quieren tener muchos dispositivos en sus cuerpos mientras se desempeñan pues no creo que la gente quiere estar esclavizada a las pantallas mientras corren , dijo en entrevista el director de Experiencia e Innovación de Producto de Nike, Matthew Davis, al término de su presentación en la conferencia IOT Shift 2020 enfocada en Internet de las cosas y celebrada en Barcelona.

NOTICIA: La era de los deportistas que se hacen marca

Davis es uno de los líderes de Nike+, el brazo digital de Nike donde laboran diseñadores, investigadores y un equipo enfocado a la integración de la ciencia del deporte y la tecnología vestible para el desarrollo de experiencias que ayuden a mejorar el desempeño de los deportistas. Su centro de operaciones se ubica en su complejo de Oregon, el campus principal de Nike donde laboran alrededor de 8,000 personas.

En el año fiscal 2015, la compañía registró ingresos por 30,600 millones de dólares, lo que representó un aumento de 10% respecto al año previo. Para el 2020, la compañía espera superar los 50,000 millones de dólares.

En el abanico de una nueva generación de cómputo vestible bien podrían figurar prendas con telas inteligentes y sensores, o incluso balones equipados con tecnología. Aunque Davis prefiere reservarse el detalle de los proyectos en los que Nike trabaja y que podrían representar nuevos lanzamientos, sí ofrece pistas sobre su apuesta.

NOTICIA: Empresas deportivas con potencial para invertir

Hablamos de tecnologías hápticas (interacción mediante el sentido del tacto), el uso de la voz y lo que la gente llama genéricamente invisibles que es una gran característica , dijo.

"Nos gusta imaginar un mundo donde podemos obtener toda la información y las experiencias que desean los atletas sin que haya interferencias, sin que se sientan atrapados en dispositivos, en las pantallas, y que tengan que deben mantener y que terminarán en la basura , explica Davis.

Internet of touch

La visión de Nike, de integrar tecnologías como las hápticas a sus productos, es vista por expertos como Iskander Smit como la evolución al Internet de las cosas, y que en los siguientes 10 años podría convertirse en la nueva gran tendencia como ahora lo es el llamado IoT .

Smit, director de Estrategia y responsable de los laboratorios de investigación de la agencia neerlandesa Info.nl, dedicado a la exploración de las nuevas tecnologías digitales, expone proyectos como TaSST (Manga Táctil para el Tacto Social) desarrollado en co-asociación con el Centro de Vida Digital de la Universidad de Twente y el centro de investigación Elitac.

Se trata de un prototipo de manga, integrada con sensores y conectores que buscan emular la sensación del toque humano a través de sensores y conectores, y transfiere la sensación en internet a otra persona en cualquier parte del planeta.

NOTICIA: Dime cuánto late tu corazón y te diré cuándo parar

Esto forma parte de un proyecto llamado Internet of Touch con el que se investigan las posibilidades de interacciones hápticas para estimular la comunicación para las personas con debilidad visual y auditiva.

La próxima década será más sobre la innovación en el software y la tecnología en nuestros propios cuerpos, y los datos. Y esto nos llevará a las primeras interacciones con una segunda piel que usaremos para conectarnos con las cosas a nuestro alrededor. Las tecnologías hápticas son una forma muy intuitiva para conectarnos , asegura Smit.

También existen otros proyectos como un parche que emite pequeñas señales eléctricas y se coloca en la espalda o una parte del cuerpo, y envía pequeñas señales eléctricas cada vez que una persona transita por una cámara de videovigilancia. La idea, dice Smit, es que las personas estén conscientes de la vigilancia y privacidad de su entorno.

Lo cierto es que estas tecnologías ya se han convertido en un eje central para la evolución de compañías como Nike.

NOTICIA: La tecnología, una aliada para correr

De acuerdo con un estudio de la agencia MarketsandMarkets, la economía del internet de las cosas, incluyendo componentes, aplicaciones y dispositivos para usuario final tendrá un crecimiento acumulado de 38.1% durante los próximos cinco años al pasar de un valor de 32,470 millones de dólares en 2015 a 163,240 millones de dólares en el 2020.

Y Nike ya comienza a reflejarlo en su negocio. En su reporte financiero para el año fiscal 2015, la firma atribuye el crecimiento de 10% en sus ingresos a la venta y desarrollo de productos innovadores con tecnología propietaria.

Las empresas deben volverse inteligentes y las que sean capaces de reconciliar el valor de las tecnologías con sus productos y servicios, y evolucionar rápidamente, son las que van a sobrevivir, crear productos que la gente quiera, a la que se sientan atraídos y que puedan lanzar a escala global , asegura el directivo de Nike.

[email protected]

erp