Las acciones de la empresa de autopartes Nemak, filial de la regiomontana Alfa, subieron 719% el viernes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), a 15.65 pesos por unidad, luego de que la emisora diera a conocer sus estimados en ventas en el mediano y largo plazos.

Nemak estimó elevar sus ingresos hacia el 2025 de 3,000 millones a 7,400 millones de dólares y un flujo operativo (EBITDA) de 1,340 millones de dólares, mediante la venta de partes estructurales y componentes para vehículos eléctricos. Además, anunció su objetivo para el 2021 de alcanzar ventas de 5,800 millones dólares y un Ebitda de 1,005 millones de dólares.

En su Investors Day, Nemak consideró, como oportunidad de crecimiento, la producción de autopartes de aluminio para automóviles eléctricos. Si bien era un factor de riesgo para la compañía, pues representaba una amenaza para el negocio principal de Nemak por las cabezas de motor de autos convencionales, analistas consideran que es un área de oportunidad para obtener mayores ventas.

“Si se busca que los autos eléctricos incorporen autopartes en aluminio para incrementar el kilometraje y rendimiento de batería, dado que no hay muchos productores de autopartes para automóviles eléctricos, los márgenes para este tipo de productos incrementarán más que los de autos convencionales”, explicó Alik García, analista de Intercam.

Subiría precios

La compañía de autopartes cuenta con más de 38 plantas en 16 países dentro de América del Norte, Europa, Sudamérica y Asia; no espera un impacto relevante para su negocio respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). “Nemak espera que se acuerde elevar el contenido regional de 65 a alrededor de 70%”, indicó Banorte Ixe en un boletín.

Si bien el tema del TLCAN ha generado volatilidad para la empresa, se espera que el acuerdo impacte sólo en aplicaciones de aranceles, por ello, Nemak decidiría transferir el impuesto a sus clientes. La salida de Estados Unidos del tratado sería el peor de los escenarios; sin embargo, ha sido analizado por Nemak.

“La compañía trasladaría la producción de sus plantas en México hacia Estados Unidos. Estiman que esto requerirá un Capex de aproximadamente 20% y tardarían tres años en el traslado (...) por lo que sus productos se agravarían 2.5%”, mencionó Banorte Ixe.

Agregó que un riesgo adicional es el aumento en el precio de los commodities del aluminio donde, también, el incremento del precio sería trasladado a sus productos finales.

“De alguna forma, Nemak esta cubierta porque se estima que quien va a terminar absorbiendo el costo sea el consumidor estadounidense o los productores de autopartes de Asia”, señaló Alik García.

Los papeles de la emisora del S&P/BMV IPC habían presentado su nivel histórico más bajo con 14.39 pesos por unidad; sin embargo, cerraron la semana con un repunte de 7.19% a un precio de 15.65 pesos por acción.

Se trata del máximo repunte alcanzado por la emisora desde que salió en julio del 2015 a la Bolsa mexicana.

[email protected]