El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana quiere tomar el liderazgo en estos sectores por lo que promueve en diferentes empresas recuentos sindicales —votaciones de trabajadores para que cambien de sindicato— con la finalidad de sumar contratos colectivos de trabajo a la organización que encabeza el también senador, Napoleón Gómez Urrutia.

A partir de la posibilidad que otorga la Ley Federal del Trabajo, para cambiar de sindicato a través de un recuento, el dirigente sindical Gómez Urrutia, ha emplazado a empresas como la canadiense American Gold and Silver Corporation o Holcim a fin de representar a los trabajadores, lo que podría derivar en un panel laboral en el marco del tratado de libre comercio de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) promovido por sindicatos opositores.

Como dirigente sindical Gómez Urrutia pretende llevar a la inestabilidad a sectores como la minería, en donde dejó de tener representatividad. Hace campañas y promueve ante las autoridades laborales recuentos que, ante el escenario de pandemia que vivimos, resulta riesgoso al hacer que los trabajadores acudan a las votaciones de manera presencial, pero sobre todo quiere ostentar la mayoría de la contratación colectiva, comentó el especialista en derecho laboral, Ricardo Martínez Rojas.

La más reciente disputa será la que se lleve a cabo en la mina San Rafael, en Cosalá, Sinaloa este 17 de septiembre, a pesar de que, desde 2019, detenta el contrato colectivo de trabajo el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero-Metalúrgica de la CTM, Javier VIllarreal.

Villarreal, tras señalar que no participarán en el recuento, sostuvo que “debido al clima de violencia provocado por el senador de Morena, Napoleón Gómez Urrutia, la empresa  de origen canadiense anunció que cerrará definitivamente sus operaciones en México, después de casi nueve meses de un paro ilegal en sus instalaciones”.

En ese sentido, el diputado y dirigente del Sindicato Minero “Frente”, Carlos Pavón Campos, sostuvo que hay procesos en los que se ha violado la libertad sindical, pues no se consideran a otras organizaciones, como la suya, que también buscan participar en las votaciones.

Ante esas violaciones, dijo Pavón Campos, “el frente interpondrá una queja ante los panelistas laborales del T-MEC. Tiene que dar fecha del recuento con 24 horas hábiles, y eso no pasó, dejó en plena indefensión a los otros sindicatos”.

No obstante, Napoleón Gómez Urrutia sostuvo que “los trabajadores elegirán libremente al sindicato que los represente… Los mineros llevan en paro desde enero de 2020 para solicitar que la empresa mejore las condiciones de sanidad y seguridad en la mina de Cosalá, Sinaloa”.

Apoyo de sindicatos internacionales

Por otra parte, la United Steelworkers (USW) pidió a las autoridades mexicanas y canadienses que garanticen la integridad del recuento sindical programado para el 17 de septiembre en la empresa minera canadiense Americas Gold and Silver.

“Exigimos un recuento libre y justo sin amenazas ni presiones por parte de la empresa”, dijo el director nacional canadiense del USW, Ken Neumann.

“Amenazar con cerrar el lugar de trabajo si los trabajadores eligen un sindicato que no les agrada claramente violaría las disposiciones laborales del T-MEC. Esperamos que el gobierno canadiense actúe enérgicamente si se producen tales violaciones”, dijo Neumann.