Once meses después de que la Corte Suprema obligara a Movistar, Claro y Entel a devolver parte de su espectro por excederse del límite de 60 MHz, la firma de capitales españoles decidió dar inicio al cumplimiento del fallo y poner en venta su concesión mediante una licitación privada que partirá este viernes 25 de septiembre.

El 28 de octubre de 2019 el Máximo Tribunal le dio una serie de opciones a las telecos para ajustarse a la normativa de los -ahora- antiguos límites de espectro. Y, entre ellas, se extendió la posibilidad de poner en venta alguna de sus bloques. Movistar fue la única que tomó este camino, en un proceso que no fue fácil para la operadora, ya que en dos ocasiones la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) le rechazó las bases de licitación por no cumplir con la Ley General del sector.

Según el TDLC, para que la compañía obtenga el visto bueno debe incorporar las modificaciones requeridas por Subtel, que hizo observaciones en tres puntos: los plazos del concurso que no se ajustarían al cronograma del gobierno; no aseguran la continuidad de los servicios de la operadora e incumplen con la Ley de Telecomunicaciones.

Sin embargo, en el tercer intento la Subtel dio el visto bueno y partió el proceso, donde explican que esta aprobación también fue parte la Corte Suprema y el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC).

Este viernes 25 de septiembre parte el proceso de licitación con la disponibilidad de las bases, donde por un monto de $1,000,000 (1,291 dólares)  las empresas podrán conocer su contenido y hacer consultas hasta el 9 de octubre.