Tras siete años de huelga en las minas de Taxco, Guerrero; Sombrerete, Zacatecas y Cananea Sonora, ésta última ficticia, el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos de la República Mexicana, que encabeza Napoleón Gómez Urrutia, iniciará un acercamiento con la empresa Grupo México para poner fin en unos días dichos paros.

Así lo dio a conocer Sergio Beltrán, secretario del exterior y actas de la organización sindical, quien agregó que se encuentran a la espera de ser llamados por la empresa para iniciar negociaciones, empezando con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien ha tenido una política distinta, de puertas abiertas para que este gremio lleve a término su conflicto.

En conferencia de prensa, en donde se abordaron diferentes temas, entre ellos del regreso de Napoleón Gómez Urrutia, pues Beltrán aseguró que el conflicto minero está por terminarse después de 8 años, en los que su dirigente debió irse al extranjero.

Pese a que hay en los juzgados una orden de aprehensión que no ha sido ratificada ni anulada, el secretario de Actas del Sindicato aseguró que Gómez Urrutia no tiene problema de legalidad, pues no existe la ficha roja para ser detenido.

Cabe recordar que este miércoles 19 de febrero se cumple el octavo año de la explosión de la mina Pasta de Conchos que en el 2006 costó la vida de 65 mineros.