Tras la aplicación del impuesto a las bebidas azucaradas en México, en el 2014 el consumo de estos líquidos fue 6% menor respecto del nivel que se habría observado, de no haberse instrumentado el gravamen, concluyó un estudio realizado de manera conjunta por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Centro de Población de la Universidad de Carolina del Norte (UC).

El estudio del INSP y la UC , que fue publicado en la revista científica British Medical Journal, comprendió información de enero del 2012 a diciembre del 2014, con datos de 6,253 hogares de 28 estados en 53 ciudades con poblaciones de más de 50,000 habitantes, capturando los datos de las compras que realizaban de manera diaria en bebidas y alimentos industrializados, explicó en conferencia de prensa Arantxa Colchero, una de las autoras del estudio.

Detalló que el abordaje del estudio partió de que antes de la aplicación del impuesto a las bebidas azucaradas ya existía una tendencia a la baja, y quedaba por responder si, a partir del impuesto, el consumo y compra de los líquidos bajaría más.

A nivel socioeconómico, los hogares del nivel más bajo, redujeron su consumo en un promedio de 9.1%, en el estrato medio la baja fue de 5.6%, y el nivel alto disminuyó sus compras en 5.5 por ciento.

Concluyendo que los mexicanos respondieron al impuesto, al reducir las compras de bebidas azucaradas hasta 12% en diciembre del 2014; encontraron un aumento promedio de 4% en las bebidas sin impuesto, principalmente agua embotellada.

Moisés Hernández, titular del INSP, acotó que el impuesto no es una bala mágica , hasta el momento es relativamente bajo y para tener mejores resultados debería ascender de 10 a por lo menos 30 por ciento.

Tonatiuh Barrientos Gutiérrez, director del área de Salud Reproductiva del Centro de Investigación en Salud Poblacional del INSP, presentó las proyecciones a 10 años con el gravamen, una reducción de 183,000 casos de obesidad, 114,000 de sobrepeso, traducido en un incremento de 297,000 personas en un nivel normal de peso corporal.

[email protected]