Puerto Vallarta, Jal. México y Brasil firmaron un acuerdo para evitar la triangulación de importaciones hacia sus respectivos mercados en el marco de la XIII Cumbre de la Alianza del Pacífico.

El acuerdo establece que las autoridades aduaneras, previa solicitud, se proporcionarán información si los bienes importados o exportados dentro del territorio de la Autoridad Aduanera Requirente han sido exportados legalmente desde el territorio de la Autoridad Aduanera Requerida.

También se comunicarán mutuamente sobre si el destino de las mercancías es diferente al señalado en la declaración de importación o exportación.

En el 2017, México exportó mercancías al mercado brasileño por un valor de 3,681 millones de dólares, mientras que sus importaciones desde Brasil sumaron 5,440 millones de dólares, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio.

El acuerdo sobre cooperación y asistencia administrativa mutua en asuntos aduaneros indica que la información que se proporcione deberá describir el procedimiento aduanero utilizado para el despacho de las mercancías.

Las autoridades aduaneras intercambiarán además información sobre las operaciones de comercio exterior que, habiendo sido procesada mediante análisis de riesgo, establezca algún tipo de alerta que deba enviarse a la otra parte, de manera expedita, a efecto de que sean tomadas las medidas preventivas correspondientes.

Dispondrán bilateralmente de información relacionada con embargos o decomisos de mercancías que hayan efectuado, incluyendo métodos de detección y modos de ocultamiento, la que se clasificará como confidencial y para uso exclusivo de las partes.

Las exportaciones de México al mundo totalizaron 409,500 millones de dólares durante el año pasado y sus importaciones llegaron a 420,400 millones de dólares; en tanto que estos indicadores respecto de Brasil fueron de 217,700 millones y 150,700 millones, respectivamente.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el intercambio entre la Alianza del Pacífico (México, Colombia, Chile y Perú) y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) se caracteriza por la presencia de flujos relevantes de comercio intraindustrial, especialmente en el sector automotor (vehículos y sus partes) y —en menor medida— en los sectores farmacéutico y de los plásticos y sus manufacturas.

La cantidad de producto que los miembros de ambos grupos se exportan recíprocamente llega a ser mayor que el monto que destinan a sus principales mercados extrarregionales, como los Estados Unidos, la Unión Europea y China.

[email protected]