México rompió récord en producción y exportación de vehículos ligeros durante el 2017, a pesar de enfrentar incertidumbre y la presión del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre cambios de reglas en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte; aun así, los envíos de autos mexicanos al mundo crecieron a doble dígito.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, destacó que las marcas establecidas en México produjeron 3 millones 773,559 vehículos al incrementar 8.9% comparado con el 2016, y se exportaron 3 millones 102,604 unidades, lo que representó un crecimiento de 12.1% con el año previo.

“En momentos de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, una cifra de orgullo es la exportación. en el 2017 tuvo récord en exportación de autos nuevos. Los inventarios de las marcas también salieron en la exportación”, aplaudió.

En conferencia de prensa, el directivo dijo que la producción de vehículos en México llegará a 4 millones de unidades en el 2018, y la exportación, a 3 millones 200,000 unidades, incluyendo el efecto de los cambios fiscales en Estados Unidos, fenómeno que no tendrá incidencia en la competitividad de la manufactura, sino en la decisión de dónde tributar.

La exportación de vehículos al mundo, por primera ocasión, superó 3 millones de vehículos. Estados Unidos, principal destino de exportación, reportó cifras récord al crecer 9.4%, con 2 millones 335,245 unidades enviadas. Con este reposicionamiento se modifica el esquema de compra de los estadounidenses, y de cada 100 autos 14 son de origen mexicano. Los envíos de autos mexicanos a Canadá incrementaron 8.5% durante el 2017, al enviarse 267,219 unidades. las exportaciones a Latinoamérica aumentaron 18.8% (240,431 autos), a Europa repuntaron 45.2% con 168,058 autos.

Los vehículos con destino a Asia aumentaron 38.1% con 38,969 unidades, seguido por las ventas a África que repuntaron sin precedente en 492.8% con 2,383 autos.

Las que aportan más y otras que derrapan

Marcas como KIA, General Motors (GM) y Fiat Chrysler (FCA) tuvieron un comportamiento positivo durante el 2017. La marca coreana creció hasta con triple dígito en producción; esto es, dobló el ensamble que logró en 2016. KIA logró la meta de producir 221,500 autos y del noveno salta como el sexto productor en México.

El traslado de ensamble de Estados Unidos y Canadá a México permitió a General Motors crecer 14.6% en su producción y posicionarse como la mayor exportadora desde México con 693,782 unidades, que se traduce en un aumento de 28.6 por ciento.

El caso de FCA (gran ensambladora de camionetas pick-up) elevó su producción en 39.1% en el 2017, con 638,653 unidades y se colocó como la segunda mayor exportadora.

Nissan, que era la líder en México, redujo su ensamble 2.2%, bajó como el tercer exportador de autos, principalmente por la menor demanda de autos pequeños en Estados Unidos. Aun así, su vehículo Sentra es el más producido en México con 283,494 unidades, seguido por Versa con 205,149 unidades. Ford es la marca con mayores pérdidas en el año 2017, luego de haber cancelado su planta de ensamble en San Luis Potosí por presiones de Trump. La americana perdió 19.2% de producción y 18.4% en las exportaciones.

lgonzalez@eleconomista.com.mx