México incrementó de 300,000 a 350,000 toneladas un cupo para importaciones de pollo libres de arancel en el 2019 con el objetivo de evitar el desabasto de ese producto básico.

“Se concluyó que el monto establecido para la importación se ha ejercido en su totalidad, por lo que, a efecto de evitar un desabasto de este producto, resulta conveniente mantener abiertas las opciones de proveería externa y, en consecuencia, ampliar el monto de cupo para importar carne de pollo fresca, refrigerada y congelada, como una medida que complemente la producción nacional”, dijo la Secretaría de Economía en un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

En el 2018, las diferentes clasificaciones de pollo abarcadas por este cupo, que se ha otorgado desde el 2013, sumaron importaciones por 592,174 millones de dólares.

Los cupos facilitan importaciones de productos desde naciones con las que México no tiene acuerdos comerciales bilaterales o regionales en los que se hayan liberalizado esas mercancías. Hasta ahora, el mayor beneficiado ha sido Brasil, con ventas al mercado mexicano por 170 millones de dólares en el 2018.

Inicialmente, la emergencia sanitaria mexicana ocurrió en el occidente del país en el 2012, en la zona conocida como Los Altos, Jalisco, donde se presentó el virus de Influenza Aviar Altamente Patógena H7N3 (sin impactos para la salud humana, aunque agresivo para las aves de corral), en tres granjas de aves de postura comercial.

En consecuencia, la contingencia sanitaria afectó el crecimiento de la producción nacional de pollo y, en mayo del 2013, la Secretaría de Economía abrió un cupo anual de importación de carne de pollo por 300,000 toneladas, para atender los efectos de la crisis.

De acuerdo con los Informes de la Situación Zoosanitaria Nacional 2019 del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), existe influenza aviar de baja prevalencia en 21 Estados de la República Mexicana, incluidos Guanajuato y Jalisco.

Adicionalmente, el 2 de abril del 2019, dicha autoridad notificó a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) una alerta sanitaria por la presencia de un foco de Influenza Aviar Altamente Patógena (IAAP-H7N3) en Acolman, Estado de México, en un predio de traspatio.

Además, derivado de los recientes brotes de Newcastle, se encuentra prohibida la importación a México de mercancías aviares cuando procedan de los condados de Los Ángeles, San Bernardino, Riverside y Ventura, en California y del Condado de Utah en Utah, de Estados Unidos; brotes que se están presentando en México, y los cuales se han notificado a la Organización Mundial de Sanidad Animal desde el mes de febrero del 2019.