México ha acordado llevar a cabo ensayos clínicos de siete vacunas contra el Covid-19 para fortalecer las relaciones con las compañías farmacéuticas, en caso de que haya una producción limitada para acceder a este tratamiento, consignó el diario Financial Times.

El gobierno mexicano ha alcanzado acuerdos con farmacéuticas: las estadounidenses Johnson & Johnson y Novarax; CanSino, de China; el Instituto Gamaleya, que desarrolló la vacuna rusa Sputnik-V; CureVac, de Alemania; Sanofi Pasteur, de Francia y ReiThera, de Italia, para llevar a cabo ensayos clínicos y poder desarrollar la vacuna para iniciar su producción.

“No puedes esperar antes de ponerse en la fila… hay un riesgo de que algunos países digan ‘esto es todo para mi’”, dijo Martha Delgado, subsecretaria de Asuntos Multilaterales a cargo de la campaña internacional de México al Financial Times.

Hace unos días, México firmó convenios de precompra de vacunas con la farmacéutica británica AstraZeneca, la estadounidense Pfizer y la china CanSino Biologics que, junto con las dosis que proveerá COVAX, podrán inmunizar a la gran mayoría de los 126 millones de mexicanos.

El gobierno mexicano ya realizó un anticipo de casi 160 millones de dólares para participar en COVAX, el mecanismo liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en pro del acceso universal a vacunas contra Covid-19.

Arturo Rocha, un portavoz de la cancillería dijo la semana pasada que el gobierno mexicano está preparado para negociar cláusulas sobre posible responsabilidad civil en casos de efectos secundarios no deseados de vacunas, tanto con laboratorios como con la iniciativa mundial de vacunas COVAX.

"México se ha mostrado anormalmente agresiva en la búsqueda de acuerdos para realizar ensayos clínicos… es muy cierto que México está a la cabeza”, dijo Jonathan Terluk , subdirector de operaciones de Empra, una consultora de riesgos, que ha estado estudiando la carrera de las vacunas.

Brasil ha sido otro de los países que ha alcanzado acuerdos para llevar a cabo ensayos clínicos sobre la vacuna del coronavirus, aunque el gobierno brasileño ordenó cancelar un acuerdo con China para adquirir millones de dosis de la vacuna CoronaVac, por una disputa entre el presidente Jair Bolsonaro y el ministerio de Salud. En Brasil se registró la muerte de un voluntario en una de las pruebas desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, pero añadió que los ensayos seguirían.

Los acuerdos firmados con Pfizer, AstraZeneca y CanSino, contemplan que se tendrían las dosis necesarias para inocular a 117 de sus 127 millones de habitantes para el cierre del 2021, si se aprueban estas vacunas. 

"El peor escenario para México es que nuestros vecinos tengan una campaña de vacunación cuatro meses antes que México, y haya un tema de fronteras cerradas porque en México no haya una campaña de vacunación", explicó la funcionaria.

"Nosotros tenemos que ir alineando regionalmente estos procesos", destacó Delgado. "Si pensamos que podríamos empezar a recibir vacunas en diciembre, quizás también podríamos empezar una campaña de vacunación en enero o febrero", añadió Delgado a Reuters.

Al corte del 25 de octubre, México registró una cifra de contagios de 891,160 de casos de Covid-19, y el número de defunciones ascendió a 88,924.

(Con información de Reuters)

abr