Más Radio Telecomunicaciones, originado en el sureste del país, es el nuevo grupo radiodifusor que ingresa al negocio de la radio capitalina con la transmisión oficial del concepto “Aire Libre” a partir del 1 de noviembre por la frecuencia de la XHINFO-FM 105.3, concesionada desde mediados del 2017 al empresario automotriz Eduardo Henkel del Grupo Bavaria.

Más Radio es el primer grupo radiofónico enteramente nuevo que entra a la radio FM de la Ciudad de México en más de 40 años y su caso deriva de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) concedió a Eduardo Henkel la migración de su estación de AM, la 1560, hacia una de frecuencia modulada en la 105.3, a cambio de que un año después de iniciadas las transmisiones de la emisora en FM, regrese al Estado la frecuencia original de amplitud modulada. 

Henkel y Más Radio Telecomunicaciones convinieron un acuerdo comercial en el que el primero aporta la señal de espectro y el segundo opera y comercializa la frecuencia con un producto de contenidos noticiosos y de entretenimiento en vivo que también ya se replica en la 94.7 FM de Tulum, propiedad de Más Radio desde hace un año.

Más Radio entra a la FM de la Ciudad de México con Ilana Sod y Víctor Trujillo como cartas de presentación para los radioescuchas y negocia además próximas colaboraciones de Javier Solórzano, al tanto que abre sus micrófonos para bandas musicales novatas de distintos géneros que deseen darse a conocer desde su recién construido estudio de grabación ubicado en el tercer piso del 157 de la Avenida de la República, sede de Aire Libre 105.3.

La inversión realizada en el despliegue del equipo técnico de transmisión, que incluye la construcción de cabinas, adecuación de otros espacios para estudios y el montaje de la antena de transmisión en la alcaldía de Iztapalapa significó un desembolso de aproximadamente 300,000 dólares para los empresarios y todavía se cuenta con la “suficiente cartera para estar al aire un buen tiempo –si no se hallan pronto anunciantes–”, dijo José Luis Fernández, presidente de Más Radio Telecomunicaciones, en entrevista con El Economista.

Fernández Prieto, creador de Radioactivo, de Pulsar FM y fundador de Imagen Radio, comentó que Aire Libre ha conseguido ya dos marcas con las que pronto espera firmar un contrato de compraventa de pauta publicitaria. Sin adelantar los nombres, aclaró que ninguna de ellas son empresas relacionadas con el Grupo Bavaria de su socio Eduardo Henkel, aunque Aire Libre sí está abierta a que los concesionarios de BMW en México –liderados por Henkel–, compren publicidad a la estación.

“Más Radio es dueña del concepto Aire Libre y el señor Henkel es dueño de la concesión. Nosotros tenemos un acuerdo comercial y operativo. El señor Henkel es socio mío en muchos negocios, entonces tenemos mucho que ver. Él no sabe hacer radio, yo sé hacer radio; yo no tengo un espectro, pero él sí tiene el espectro y así trabajamos en conjunto. Sí, estamos entrando a este mercado; somos el nuevo grupo a competir con todos los demás, pero no quitando mercado, sino viniendo a sumar audiencias. La idea es que vayamos empezando así, que lo que generemos de contenido se distribuya por otras plazas; yo no tengo la intención de comprar muchas estaciones de radio ni de tener un grupo como ACIR o Radio Fórmula, pero mi idea es que al que le interese el programa de Víctor Trujillo u otro de los programas que produzcamos, se lo podamos dar”, dijo José Luis Fernández.

“Yo no soy un nuevo en la radio, mi familia está en radio de los 30s y mi abuelo fue radiodifusor. He conformado un grupo con el que tenemos muy clara la idea tanto financiera como operativa para llevar este proyecto hasta la última consecuencia. Tenemos buena inversión, buenos clientes y buenos talentos. Aire Libre no debe, ni va tener riesgos económicos. Y resumiendo, todos los contratos están bien firmados con los conductores –Sod/Trujillo–. Aquí nadie va a tomar el riesgo de nada. La relación de Aire Libre con todos sus involucrados será de ganar-ganar”, añadió.

Fernández Prieto platicó que Eduardo Henkel tiene conciencia de que deberá devolver el espectro de la  XEINFO-AM 1560 cuando concluya el plazo estimado para migración y lanzamiento de la misma en frecuencia modulada, además de que ambas frecuencias deberían ahora mismo estar al aire en transmisión simultánea, pero que por problemas técnicos de los que el IFT ya tiene conocimiento, ocurre que la estación de AM se encuentra fuera del aire. 

“Hemos tenido básicamente dos inconvenientes. El primero es hallar un terreno idóneo. Las AM necesitan terreno muy grande con ciertas características y eso es lo que menos hay en la ciudad. La estación, sí, está apagada y no estamos transmitiendo simultáneamente; está en un proceso de arreglo, porque también tuvimos un problema técnico que se llama dúplex y que la industria y el Instituto conoce bien. Estamos en ese proceso. Debemos devolverla un año después; tenemos unos cuantos meses más todavía”.

“Con esto de la inversión… no es una inversión muy pesada. La parte del equipo no es una inversión más grande que la parte del talento. Las cabinas debieron haber costado unos 150,000 dólares y la planta otros 60,000 dólares, más otros acondicionamientos que se llevaron también sus inversiones. La inversión importante es la que tiene que ver con armar el equipo de talento y en la parte legal. Esa es la parte más importante y por eso ya hemos buscado cómo recuperar todo eso. Tenemos ya vistos a varios anunciantes y les hemos explicado nuestro concepto comercial, que es un tanto distinto al resto de la industria. Es un nuevo concepto; tenemos muchos prospectos y tenemos ya entre dos y tres cierres seguros; son conocidos, de servicios, y ninguna de las empresas del licenciado Henkel están entre ellas”.

Aire Libre se escuchará definitivamente desde el 1 de noviembre y Víctor Trujillo, con o sin su personaje Brozo, entraría al micrófono de la 105.3 FM a partir del 14 de noviembre, según lo defina una consulta de la estación disponible en AireLibre.FM.

Aire Libre es una estación comercial con potencia de transmisión de tipo “A”; es decir, con alcance de 25 kilómetros a la redonda desde su antena transmisora, un hecho que pudiera impactar el interés de los anunciantes y escuchas por esta emisora, pero José Luis Fernández opina distinto:

“La tecnología ha avanzado mucho; el Instituto nos dio esta oportunidad y la tecnología nos puede ayudar; existen enlaces son más eficientes y creemos que esto no nos afecta comercialmente, porque la gente no compra radio porque le gusta la radio como tal, sino por el contenido de la estación; por eso el contenido de esta estación es superior a su potencia”.