La tasa de desempleo promedio entre las economías industrializadas que forman parte de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos se mantuvo en 8.2% en febrero, nivel ligeramente inferior al registrado en el mismo mes del 2010.

Al comparar el índice promedio de los 31 países miembros en los últimos tres años, que corren del 2008 al 2010, se observa que se ha mantenido en aumento. Mientras en el 2008, la tasa promedio fue de 6.1%, para el 2010 el indicador se había elevado en promedio a 8.6 por ciento.

Según el secretario de la OCDE, José Ángel Gurría, en estos tres años referidos 25 millones de personas de los países de la Organización han engrosado las filas del desempleo.

Lo anterior es resultado de que muchos de ellos han sido los grandes protagonistas de la crisis financiera mundial y del deterioro de las cuentas públicas, según Richard F. Baldwin, investigador del Peterson Institute.

Los países que se mantienen con las mayores tasas de desocupación son España (20%), Irlanda (14.9%), República Eslovaca (14%) y Portugal (11.1 por ciento).

Al interior del documento titulado Persistencia de elevado desempleo: ¿Cuáles son los riesgos y cuáles las políticas? , de la OCDE, especialistas explican que la floja productividad laboral y el número de horas trabajadas en promedio que se ha generado tras la crisis, ha acumulado un amplio espacio en la mayoría de países de la OCDE para incrementar la actividad, a través del uso intensivo de empleados.

Políticas multiplicadoras

Al interior del estudio Apuesta por el crecimiento , que desarrolló la OCDE, la entidad ofrece una serie de recomendaciones de políticas públicas para impulsar el crecimiento económico y la creación del empleo.

Primero: los expertos de la entidad recomiendan mejorar el diseño de políticas activas que incentiven el ingreso de jóvenes a su primer empleo y a los desempleados de largo tiempo a reincorporarse al mundo laboral.

Sugiere a los países con altos niveles de desempleo que reformen los sistemas de prestaciones y cambiar el sistema fiscal diferenciándolo del laboral, así como un aumento en la edad de jubilación e incrementar la vida laboral.

[email protected]