Aguascalientes, Ags. En el 2016 vamos a usar con mayor fuerza los esquemas de asociación público-privada, pues ya les llegó su momento, dijo el subsecretario de Infraestructura, Raúl Murrieta, a pesar de que el martes se declaró desierta la licitación del viaducto La Raza-Indios Verdes-Santa Clara, desarrollada bajo esta modalidad.

No era prudente impulsarlas al inicio de la administración y menos luego de una reforma hacendaria , explicó durante su participación en la Reunión Nacional de Comunicaciones y Transportes.

El recorte presupuestal que ha experimentado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se ha convertido en el motivo principal para incentivar la participación privada y cumplir los objetivos de la actual administración, que incluyen terminar de construir 52 autopistas; a la fecha van 17.

Datos de la dependencia refieren que entre enero y octubre de este año se han ejercido 42,240.8 millones de pesos del presupuesto y lo que sumen los siguientes dos meses no alcanzarán a los 63,153.9 millones de pesos utilizados durante el 2014 en el sector carretero.

Murrieta recordó que se tiene contemplado que para el siguiente año se liciten bajo asociación público-privada dos proyectos de conservación carretera y uno de nueva construcción, con lo cual trató de motivar a los constructores.

También les digo que en los siguientes 25 días empezarán a tener más actividad porque ya tenemos autorizados varios oficios de secas (que implican adelantar trabajos) para el periodo del 2016, los cuales arrancarán una vez que nos definan el Presupuesto de Egresos , agregó. Se estima que serán poco más de 20,000 millones de pesos los que se usarían en esta medida.

Viaducto, no falló

Luego de haberse declarado desierta la licitación para construir el viaducto La Raza-Indios Verdes Santa Clara, que implicaba una inversión cercana a los 5,000 millones de pesos, el funcionario consideró que se trata de una buena noticia porque se evitó seguir un proyecto que no tendría un destino adecuado. Ahora se revisarán nuevamente las bases de convocatoria.

Quedaban dos empresas. Una de ellas pedía subsidio y no estamos autorizados a darlo. La otra metía un supuesto de que podría meter una tarifa mucho más alta de la que autorizamos, que es otra forma de hacerse de dinero... Fuimos a decirle al privado: te equivocaste, déjame asumir que te equivocaste y así no te puedo dar una obra tan importante , agregó.

Arballo a Ruiz Esparza

No venimos a pedir trabajo, queremos generar empleo

Aguascalientes, Ags. EL PRESIDENTE de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo, provocó una ovación luego de comentar: No venimos a pedir trabajo para los constructores, queremos ser el instrumento para generar empleo y provocar la derrama económica que en tantos beneficios resulta para la sociedad .

El dirigente se dirigía así a sus agremiados y al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien acompañado de sus principales colaboradores participaba en la ceremonia inaugural de la Reunión Nacional de Comunicaciones y Transportes, la primera que le toca presidir.

El funcionario asintió con la cabeza y sonrió. En los últimos meses han trabajado juntos en la elaboración de protocolos que buscan transparentar los procesos de contratación de obra pública. La voluntad de las partes podrá ser apreciada en las siguientes semanas en una reunión que busca fecha con el presidente Enrique Peña Nieto.

Queremos reiterar el compromiso de que los constructores estamos trabajando por México y en beneficio de la sociedad. Hay que hacerle ver el tema de la forma en que se llevan a cabo algunos procesos de licitación. Queremos ser propositivos , comentaría después.

Arballo, el anfitrión, se movía entre saludos de sus presidentes regionales, quienes le compartían la necesidad de decir que se debe revisar el tema de pagos por parte de dependencias como Pemex, que les llega a tardar hasta 180 días. Algunas peticiones las hizo el dirigente a la autoridad: reducir los tiempos que ocupan los procesos licitatorios y acercar las licitaciones y los fallos a los lugares donde se van a realizar las obras es una de ellas. Considerar obligadamente a empresas locales en los procesos de invitación restringida es otra.

También les preocupa a los constructores, y lo manifestaron, el alto número de postores que se pueden presentar en una licitación, porque ello induce a ofertas económicas fuera de la realidad que generan ruido en los procesos.

[email protected]