Independientemente del futuro del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), es urgente que el gobierno, el sector público y la sociedad civil trabajen en consolidar la infraestructura para el transporte y comunicaciones en México, así como en modernizar la capacidad logística para llegar a mercados en Asia, observó la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República, Gabriela Cuevas.

Durante la presentación del informe final de la mesa de diálogo sobre el TPP Hacia un nuevo modelo de integración económica , la legisladora indicó que al entrar a la negociación de este mecanismo, estableció puentes de entendimiento con cinco naciones de Asia-Pacífico con las que antes no había relaciones comerciales.

Agregó que, en las negociaciones del Acuerdo Transpacífico, México fortaleció lazos políticos y propició un mayor acercamiento con diversos pueblos. Todo esto contribuye, sin duda, a la paz y a la seguridad en nuestra región .

Por su parte, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Teófilo Torres Corzo, expresó que pese al contexto internacional que ha modificado las condiciones del TPP, el libre comercio es una herramienta de desarrollo y una posibilidad para multiplicar los flujos comerciales y detonar los beneficios para los mexicanos en mayores inversiones y más empleos .

El legislador Teófilo Torres Corzo indicó que el Estado mexicano debe continuar con la búsqueda de un esquema de integración comercial con Asia-Pacífico. Independientemente del resultado que tengamos en el seno de la comisiones sobre el TPP; independientemente del resultado del TPP a nivel internacional, México debe seguir buscando (...) un esquema de integración comercial con la parte más importante y más dinámica del mundo .

Para el análisis del TPP, el Senado de la República realizó entre el 7 y el 22 de noviembre 37 mesas de trabajo y diálogo sobre temas relacionados al comercio internacional, evaluación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), todos los capítulos que integran el Acuerdo Transpacífico y otros temas referentes a la apertura comercial de México.

En reunión aparte, el senador republicano estadounidense por Arizona Jeff Blake consideró desafortunado que Estados Unidos se retire del TPP, pero expresó su confianza en que esta medida no tenga un impacto negativo en la relación con México ni con el TLCAN. Blake consideró necesario hacer mejoras al TLCAN, con el objetivo de reforzarlo. El TLCAN ha sido de gran ayuda para Estados Unidos, México y Canadá, con el que ninguna parte gana todo y otra pierde todo. Si el comercio se hace de una manera correcta, puede beneficiar a todos y en el caso del TLCAN, un acuerdo con más de 20 años de vigencia, se le pueden hacer cambios para poder reforzarlo . (Con información de Notimex)

ana.langner@eleconomista.mx