Un tribunal de la Organización Mundial de Comercio (OMC) determinó que el etiquetado de país de origen conocido como COOL -establecido por Estados Unidos desde marzo del 2009- viola las normas que regulan los flujos comerciales internacionales.

El sello fue objetado por México con el argumento de que pretendía proteger injustamente a los productores estadounidenses de ganado bovino vivo.

Los requisitos del etiquetado establecen que ciertos productos agropecuarios sean etiquetados como originarios de Estados Unidos sólo cuando todas las fases de producción se realicen en territorio de ese país, de modo que más de 1 millón de becerros exportados anualmente por México eran discriminados.

El panel determinó que el etiquetado COOL va en contra del Artículo 2.1 del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la OMC, el cual prohíbe la discriminación de importaciones en favor de productos domésticos.

Además concluyó que la etiqueta violaba el Artículo 2.2 de ese mismo Acuerdo, el cual ordena que los miembros de la OMC no deben adoptar o aplicar regulaciones con el objeto de crear obstáculos innecesarios al comercio internacional .

En el 2010, México exportó 1 millón 261,000 becerros al mercado estadounidense, por un valor de 534 millones de dólares.

La controversia, que también fue interpuesta por Canadá, involucró el sello a otros productos como carne de pollo y cerdo; pescados y mariscos; frutas y verduras frescas, cacahuates y nueces.

EU VIOLA REGLAS INTERNACIONALES DE COMERCIO

El panel informó que Estados Unidos violó las reglas internacionales de comercio porque también sus regulaciones técnicas fueron más restrictivas de lo necesario para alcanzar el objetivo legítimo de informar a los consumidores estadounidenses.

[email protected]