“Experiencia y no sólo fierro” es la expresión de un ejecutivo de LG que resume la estrategia de esta marca para crecer su enclave en el nuevo ambiente económico que ha empezado a instaurar el ecosistema digital. La compañía ya ha echado mano de la inteligencia artificial y el big data para mantener su liderazgo en el negocio de los televisores en México, ahora con el W8 que reconoce los hábitos del usuario

Y para el segmento de celulares el plan de explotar recientes tecnologías es el mismo. La aparición de nuevas aplicaciones para la interacción de la máquina con el usuario, la aguerrida competencia que enfrenta a LG con Samsung y Huawei por el top de los smartphones, más la absorción de los impactos del tipo de cambio y las políticas regulatorias del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que ordenan a las marcas la habilitación de recepción de señales por otras bandas radioeléctricas significan gastos y todo eso en conjunto obliga a LG Electronics a salir a defender el negocio que representa el 45% de sus ingresos totales en el país.

G7 ThinQ es la apuesta de LG para 2018 en el rubro de los teléfonos inteligentes. Con más de dos meses de desfase entre la presentación de este equipo con los de la competencia y aún con el ambiente económico-político que resulte en los siguientes meses por el cambio de gobierno, la marca confía en que su G7 superará los datos del G6, el multipremiado teléfono del 2017 en la feria de celulares de Barcelona. LG Electronics prevé una colocación de 240,000 de sus G7 durante la temporada, 20% más que los G6 vendidos en 2017.

La cifra no es sencilla de lograr y por eso la compañía ha ido en busca de nuevas plataformas y socios que le acompañen en su batalla por el mercado de los celulares, reconoce Ricardo Moreno, vicepresidente de la división de móviles de LG Electronics México.

G7 ThinQ, con procesador Qualcomm Snapdragon 845, batería de 3,000 mAh, 4 GB en RAM y 64 GB de almacenamiento interno expandible, es un teléfono que sería un emblema para cualquier marca, porque también está certificado para uso del Ejército de los Estados Unidos luego de superar 14 pruebas de durabilidad y porque corre sobre redes de telecomunicación 4.5 G, lo que lo vuelve un aparato que empata con los planes de expansión de Telcel y su Gigared 4.5 Plus; también con los Movistar y AT&T que ya empiezan en el rubro e incluso uno que encuadra en las estrategias de la Red Compartida, pues G7 igualmente soporta el espectro de los 700 MHz por donde transmite ese operador. 

 “Sabemos lo que queremos y en ese sentido, estamos aprovechando dos cosas principales: la capacidad de teléfono que tiene el mejor aprovechamiento de la red de datos 4.5 G, que alcanza una tasa de descarga de 1Gbps y por el otro lado, nuestra asociación con Google; porque tomamos ventaja de la disponibilidad de Google Assitant en idioma español. Eso, por ejemplo, nos da poder para sacar mayor ventaja con este dispositivo y para explorar nuevos modelos de negocio”, platica Ricardo Moreno en entrevista con este medio.

En otros mercados, por ejemplo en el español, LG Electronics y Netflix se aliaron para hacer sinergias que los catapulten en la economía digital. Allá, Netflix analizó al G7 y determinó que es el mejor equipo de la temporada para los “seriefilos” que miran sus contenidos. Netflix no tiene porqué mentir; hacerlo repercutiría negativamente a su negocio, en momentos que también, por ejemplo en México, enfrenta la competencia de 18 OTTs y cuando los usuarios miran más contenidos en móviles. 

Como dato, al cierre de 2017 y con información del IFT, cuando los usuarios consumen contenidos en Internet, el 70% lo hace desde su celular y la plataforma de paga más utilizada es Netflix y ésta tiene cerca del 60% del negocio OTT de México, su segundo mercado tras Brasil, platica Carlos Blanco, consultor de Dataxis, de ahí que Netflix le interesa hacer buenos tratos con fabricantes que garanticen su viabilidad con la experiencia que ofrezcan ciertos teléfonos como el G7.

Netflix ya “califica” a los proveedores de Internet y esa información es útil para los usuarios. Y en otros mercados como el indio, Netflix apuesta por el segmento móvil y el desarrollo de teléfonos inteligentes de bajo costo. Todo ello es una manera de esta plataforma de marcar ciertas referencias que a la postre terminan repercutiendo a operadores de telecomunicaciones y fabricantes de celulares y otros equipos, platica Carlos Blanco, de Dataxis.

“Cada día veremos acuerdos y alianzas de ese tipo, porque las plataformas buscan darse a conocer; crecer en suscriptores o simplemente hacerse de los datos personales de los usuarios, porque eso es lo que les permite construir masa crítica y que los anunciantes los contraten”, secunda Jorge Bravo, analista en Mediatelecom Policy & Law, en referencia a que alianzas de fabricantes como LG con plataformas de la ecosistema digital como Netflix abren oportunidades de ganancia a dos vías.

“Es un ganar-ganar. Gana el fabricante, porque al instalar, por ejemplo, una app, cree que venderá más; gana el OTT, porque espera tener más suscriptores y gana el operador, porque además de vender el dispositivo, espera generar tráfico de datos con el consumo”, plantea.

LG Electronics es puntero en el mercado mexicano de celulares; según de quien provengan las cifras, es el segundo o tercer fabricante con más colocaciones de smartphones, con el 15% del ese segmento, aún por detrás de Samsung que copa el 31%, pero muy despegado también de históricas marcas como Sony y Nokia, que alcanzan una participación similar del 5% en el segmento.

La empresa quiere aumentar esa cuota, por ello desde hace un año inició un plan de ofrecer más valor por el precio de un equipo. Así, el resultado se expone en que el 30% de sus ventas de celulares estaban al cierre de 2017 en los celulares de gama alta, 50% en los de gama media y 20% en los celulares con menores integraciones.

Al final del 2017, LG Electronics tenía una participación total del 17% en el mercado de celulares y también la competencia de nuevas marcas como Xiaomi y otras en constante expansión, como Huawei, de ahí los planes de hacer sinergias con otros actores del ecosistema digital que les permita extenderse con equipos como el G7 ThinQ. 

“El G5 tuvo muchos asegunes… Y cuando nos mudamos al G6, este fue bien recibido en Barcelona y su plataforma fue una de las más reconocidas y sobre ese reconocimiento es que se construyen los cimientos mejorados de G7, con aplicaciones de inteligencia artificial, con recursos de información”, dice Ricardo Moreno. “G7 empieza de cero, todos los teléfonos lo hacen y buscar alianzas, lo hacemos todos los días, con los participantes en este entorno para encontrar las mejores formas de darle mayor valor a nuestros consumidores. Estamos platicando con distintos participantes de la industria y ya estamos tratando de llevar mejores beneficios, mejor experiencia”.

abr